Los vehículos blindados podrán contar con un nuevo brazo robotizado para la desactivación de artefactos explosivos

Vehículo blindado con brazo robotizado
PROYTECSA
Publicado 29/06/2017 11:53:46CET

MADRID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los vehículos blindados ligeros podrán contar con un nuevo brazo robotizado, el 'aunav.CID-Light', para la investigación, remoción y desactivación de artefactos explosivos (IED en sus siglas en inglés) de entre 90 y 400 kilos situados a una distancia de seguridad de hasta 8,5 metros.

El 'aunav.CID-Light', presentado por Proytecsa, es un brazo interrogador ligero multivehículo orientado a la detección y neutralización de artefactos explosivos. Cuenta con una innovadora tecnología de control, orientada a asistir al operador en el manejo del brazo, reduciendo drásticamente el tiempo de operación y disminuyendo el riesgo de la misión.

Según informa Proteycsa, este brazo ligero de última generación permite realizar de manera segura tareas de investigación, remoción y desactivación de artefactos explosivos. Al igual que su antecesor, el brazo 'aunav.CID', puede incorporar detectores de metales, radares de penetración terrestre (GPR), o sensores NRBQ.

Una vez identificada la amenaza, puede ser neutralizada usando el sistema automático de herramientas que incorpora el brazo, sus disruptores o las propias garras de manipulación sin necesidad de salir del interior del vehículo.

Su diseño oculta además elementos sensibles a sufrir daños durante una operación minimizando los riesgos en caso de ataque o explosión durante la misión.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies