Velasco concluye la instrucción contra una jefa de la Embajada de España en Ucrania acusada de traficar con visados

Juez De La Audiencia Nacional Eloy Velasco
EP
Actualizado 16/03/2011 19:15:15 CET

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha concluido la instrucción que seguía contra una de las jefas de la Embajada de España en Kiev (Ucrania) a la que acusa de un delito de prevaricación por haber traficado con visados entre noviembre de 2008 y febrero de 2009.

En un auto hecho público este miércoles, el magistrado sostiene que la responsable de Visados de la legación diplomática, Emilia Martín Martín, en connivencia con cinco trabajadoras ucranias, asumió al menos 75 expedientes que no le correspondían según las normas de reparto de la institución, intervino en su tramitación y concedió las correspondientes autorizaciones.

A pesar de que el juez Velasco no ha podido recabar "indicios racionales de criminalidad" en relación a cuáles eran los motivos de esta actuación, en la causa consta la declaración de un ciudadano ucranio que aseguró haber pagado dinero para obtener un visado idéntico a aquéllos en los que se descubrieron las irregularidades.

El juez, que asumió esta causa por tratarse de posibles delitos cometidos por españoles en el extranjero, continúa la tramitación de las diligencias que abrió en junio de 2009 y da un plazo de diez días al Ministerio Fiscal y a la Abogacía del Estado para que formulen escrito de acusación y soliciten la apertura del juicio oral o el sobreseimiento de la causa. Además, traslada el procedimiento a la Justicia ucrania para que ejerza la vía penal contra las cinco trabajadoras de esta nacionalidad que se encuentran imputadas.

VISADOS PARA VIAJAR A ESPAÑA

Los visados se habrían concedido irregularmente a turistas que querían visitar España, propietarios de viviendas situadas en territorio nacional y personas que habían sido objeto de una invitación policial, según consta en la resolución judicial.

La investigación, dirigida por el consul de la Embajada, Antonio Ramos Membrive, también detectó otras anomalías, como la existencia de expedientes sin tramitar que se encontraban fuera de la custodia de los jefes de visados, la aparición de escrituras públicas sobre propiedades que resultaron ser falsas y la subsanación de documentos que no cumplían los procedimientos ordinarios.

En 2009 los servicios de seguridad de la Embajada detectaron irregularidades en la gestión de los visados, que se llevaban a cabo a través de una empresa externa denominada Visa Apllication Center (VAC) que se encargaba de recoger la documentación de los ciudadanos ucranios y trasladarla a las dependencias de la Embajada.

Según el auto, las cinco funcionarias ucranias imputadas conocían "a la perfección" las normas de reparto de la Embajada, que habían sido puestas por escrito por el propio cónsul, a pesar de lo cual derivaron ciertos expedientes a Emilia Martín, que los tramitó a sabiendas de que no le correspondían.

Velasco comenzó a investigar estos hechos después de que la Secretaría General Técnica del Ministerio de Asuntos Exteriores los pusiera en conocimiento de la Fiscalía. Además de prevaricación, atribuyó indiciariamente a las seis imputadas los delitos de cohecho, tráfico de influencias, falsedad documental y blanqueo de capitales. En marzo de 2010, el juez cursó una comisión rogatoria a Ucrania para poder interrogar a las cinco auxiliares, trámite que quería llevar a cabo antes de tomar declaración a la trabajadora española.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies