El CHN estrena unidad de recuperación post-anestesia, con más boxes y mejoras en seguridad

 

El CHN estrena unidad de recuperación post-anestesia, con más boxes y mejoras en seguridad

Actualizado 06/04/2017 13:33:43 CET

   El consejero Domínguez ha visitado este jueves las instalaciones, ubicadas en la primera planta del antiguo Hospital Virgen del Camino

   PAMPLONA, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) dispone, en el antiguo Hospital Virgen del Camino, de una nueva unidad de recuperación post-anestésica (URPA), que amplía el espacio disponible hasta ahora y mejora las condiciones de trabajo de los profesionales y la seguridad y confort de los pacientes.

   El consejero de Salud del Gobierno de Navarra, Fernando Domínguez, ha visitado este jueves las instalaciones, ubicadas en la primera planta del edificio general, junto a la nueva zona quirúrgica, los quirófanos maternales y la futura unidad de cirugía mayor ambulatoria, lo que "favorece traslados más rápidos y un mejor control de los cuidados", ha señalado el Ejecutivo en una nota.

   Durante la visita ha estado acompañado por el gerente del CHN, Antonio Merino, por el subdirector quirúrgico, Jon Ariceta, por la subdirectora de cuidados de procesos quirúrgicos y recursos materiales, Concepción Moreno, por el jefe del servicio de Anestesia, Miguel Salvador, la jefa del Area de Bloque Quirúrgico, Montse Díaz, y por la jefa de unidad de enfermería de anestesia y reanimación II, Cristina Arcaya.

   La nueva URPA, que entrará en funcionamiento el próximo lunes, cuenta con una superficie total de 364 metros cuadrados frente a los 224 de las actuales instalaciones. Como principal estancia, cuenta con una nueva sala de despertar más espaciosa con 229 metros cuadrados, que ha permitido un aumento de atenciones simultáneas, pasando de los 9 boxes actuales a 15.

   De esta manera, "los pacientes podrán ser atendidos en las mejores condiciones el tiempo que requieran, mejorando así su seguridad y favoreciendo su adaptación al postoperatorio". Uno de los boxes esta acondicionado para situaciones especiales cuando las necesidades del paciente lo requieran, que podrá estar acompañado, preservando a su vez la intimidad.

   De igual modo, se han habilitado dos almacenes de farmacia y material fungible con una superficie de 20 metros cuadrados, dos vestuarios de 35 metros cuadrados, dos despachos, dos habitaciones para médicos de guardia así como una sala de trabajo y una zona de descanso de personal. También se han acondicionado tres locales de uso diverso (lencería, local de sucio y local de limpieza).

   Con el nuevo espacio se consiguen accesos más amplios, mejora de la iluminación, un entorno más higiénico por su facilidad de limpieza y una mayor amplitud en las zonas de trabajo, "mejorando las condiciones de los profesionales, que cuentan con equipos más ergonómicos".

MODERNIZACIÓN DE EQUIPOS POR VALOR DE 413.000 EUROS

   Con objeto de modernizar los equipos tecnológicos, durante el año 2016 se adquirió equipamiento, tanto electromédico como general, por valor de 413.000 euros y se procedió a su instalación. Destaca la incorporación de un nuevo sistema centralizado de monitorización de pacientes que facilitará a los profesionales su seguimiento y control.

   Otros elementos relevantes son los nuevos cabeceros de camas y torres con instalaciones ancladas al techo que incorporan brazos para el soporte de monitores, bombas y equipos electromédicos, un ecógrafo, dos respiradores y un monitor desfibrilador con marcapasos.

   También se ha incorporado diverso equipamiento como carros de anestesia y carros de trabajo, equipamiento modular de almacenes, equipamiento de vestuarios con taquillas y cerraduras electrónicas etc.

5.400 PACIENTES ATENDIDOS CADA AÑO

    La unidad de recuperación post-anestésica atiende cada año a una media de 5.400 pacientes, a los que provee de cuidados post-anestésicos inmediatos tras someterse a cirugías o procedimientos diagnósticos o terapéuticos bajo anestesia general, regional o sedación profunda. Supone una atención continua, especializada, integral y personalizada a pacientes hospitalizados, en régimen ambulatorio y/o de urgencia.

   En coordinación con otros servicios, la labor en la URPA es conseguir la estabilidad y mantenimiento de las funciones vitales, el control del dolor post-operatorio, la confortabilidad del paciente y la detección precoz de posibles complicaciones.

   Presta atención a los bloques quirúrgicos central, de urgencias, maternal y braquiterapia (radioterapia), RNM y consulta de neumología. La plantilla de la URPA cuenta con 10 enfermeras, siete técnicos en cuidados auxiliares de enfermería y un celador.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies