Cruz de Carlos III el Noble para siete personalidades navarras

 

Cruz de Carlos III el Noble para siete personalidades navarras

Barcina impone la Cruz de Carlos III el Noble a siete personalidades navarras.
Foto: EP/GOBIERNO DE NAVARRA
Actualizado 17/03/2015 13:35:02 CET

PAMPLONA, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La presidenta del Gobierno de Navarra, Yolanda Barcina, ha impuesto este martes la Cruz de Carlos III el Noble, que reconoce la contribución de entidades y personalidades al progreso y prestigio de la Comunidad foral, a los joteros Jesús y Raúl Anoz, el sacerdote José Antonio Arzoz, los periodistas Matías Escribano y Gabriel Imbuluzquta, el librero Javier López de Munáin y la exparlamentaria María Victoria Arraiza, a título póstumo.

   En su intervención, Barcina ha felicitado a los galardonados, de quienes ha destacado que constituyen "el mejor ejemplo humano que cabe para esta Navarra del siglo XXI". "Sois personas que a lo largo de su trayectoria profesional o artística han dado lo mejor de sí mismas, con entrega personal, con grandeza de espíritu, con entusiasmo por hacer bien su trabajo, por ayudar a los demás, por mantener día a día un ánimo de superación admirable", ha indicado".

   La imposición ha tenido lugar en una ceremonia celebrada en el Salón del Trono del Palacio de Navarra y que ha contado con la presencia de las principales autoridades de la Comunidad foral, entre ellas, varios miembros del Gobierno de Navarra, el presidente del Parlamento foral, Alberto Catalán, y el alcalde de Pamplona, Enrique Maya.

LOS GALARDONADOS

   Los joteros Jesús y Raúl Anoz Laspeñas, conocidos por el público como Hermanos Anoz, han sido durante más de medio siglo una referencia de la jota navarra. Con esta condecoración, el Gobierno reconoce su labor de promoción de Navarra a través del folclore, que ha dado a conocer "la alegría y emoción de las canciones tradicionales de nuestra tierra" por España, varios países europeos y Latinoamérica.

   Respecto de la exparlamentaria socialista María Victoria Arraiza Zorzano, fallecida el pasado mes de enero, el Ejecutivo subraya su "compromiso social, político, solidario y cultural". Destaca que ha sido "un ejemplo de humanidad y compromiso personal" con las causas de los que más sufren y necesitan, y que ha potenciado "singularmente" el patrimonio histórico y cultural del Camino de Santiago. La distinción ha sido recogida por miembros de su familia.

   El sacerdote José Antonio Arzoz Martínez ha sido distinguido por su trabajo pastoral, cultural y social hacia los emigrantes españoles en Alemania, país en el que a lo largo de 48 años ha impulsado iniciativas sociales, educativas y pastorales para facilitar su integración, "defendiendo los derechos humanos de los más débiles y promoviendo los valores democráticos".

   De Matías Escribano López, fundador del grupo editorial Ribera Navarra, el Gobierno resalta "su trabajo profesional" como divulgador y periodista. "Ha mantenido un gran espíritu de servicio a la sociedad, dando voz a los ciudadanos, y ha demostrado un vivo interés por divulgar y transmitir los valores de Navarra, de su historia, de su realidad actual y de sus iniciativas para construir un futuro mejor", subraya.

   El también periodista Gabriel Imbuluzqueta Alcasena, miembro del Consejo Navarro de Cultura, ha sido reconocido por su "trabajo profesional" como periodista, investigador y divulgador de la cultura tradicional de Navarra. "Ha contribuido a que las raíces populares sean reconocidas por el conjunto de los ciudadanos como un patrimonio esencial de Navarra", recoge el decreto de concesión.

   Finalmente, de Javier López de Munáin Renedo, fundador de la librería 'El Parnasillo' de Pamplona, el Gobierno destaca que "es una persona culta, afable y rigurosa, que ha desempeñado, durante más cuarenta años, una ingente labor de asesoramiento y ayuda a la lectura, propiciando el desarrollo cultural de Navarra en las últimas décadas" a través de su librería, que fue "punto esencial de la difusión de la cultura escrita".

CRUZ DE CARLOS III EL NOBLE DE NAVARRA

   La condecoración fue creada por el Ejecutivo foral en 1997 con el fin de resaltar y reconocer públicamente los méritos de personas y entidades que han contribuido de forma destacada al progreso de Navarra o a su proyección exterior.

   Según recoge el decreto de su creación, las cruces adoptaron el nombre de Carlos III el Noble, debido a que fue un monarca que "destacó entre el conjunto de los reyes de Navarra por su talante pacífico y conciliador, por sus iniciativas a favor de la cultura y del arte, y por el establecimiento de relaciones de paz y amistad con las demás cortes europeas".

   El galardón consiste en una cruz de Malta, cuyos cuatro brazos están esmaltados en rojo, contorneados en oro y con una flor de lis del mismo metal en cada uno de ellos. En el centro reproduce, en esmalte, la efigie mayestática de Carlos III el Noble que figura en varios de sus sellos céreos que se conservan en el Archivo Real y General de Navarra, orlado con las cadenas de Navarra en oro. En el reverso figura el escudo oficial de Navarra sobre la expresión "Comunidad Foral de Navarra" y la leyenda de "Cruz de Carlos III el Noble de Navarra".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies