La defensa del acusado de ordenar la muerte de Yamiled Giraldo insiste en que "no hay ninguna prueba"

Actualizado 07/02/2011 22:01:31 CET

El supuesto autor material del crimen dice que está "sinceramente arrepentido de haberla matado"

PAMPLONA, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

La defensa del acusado de ordenar el asesinato de Yamiled Giraldo Quintero en abril de 2009 en Cordovilla ha insistido en la última sesión del juicio por este crimen en que "no hay ninguna prueba" sobre la participación del procesado en estos hechos y ha afirmado que "se le pretende colocar una responsabilidad" de algo que "no ha quedado demostrado".

En la última sesión de la vista oral, en la que las partes han expuestos sus informes finales, la defensa del supuesto inductor del crimen, José L.L., para quien solicita la libre absolución, ha argumentado que "no hay datos" de que el acusado "haya pagado un duro" por matar a Giraldo y ha destacado que "en ninguna de las llamadas telefónicas" entre el resto de imputados se habla de su defendido.

Por contra, el Ministerio Fiscal ha concluido que su asesinato fue ordenado por "venganza" por José L.L., después de que éste resultara condenado por un juicio sobre prostitución y abusos sexuales en el que la mujer ejerció como testigo.

La defensa de José L.L. ha incidido en que la investigación policial ha querido "responsabilizar" al supuesto inductor del asesinato "por encima de lo que fuera". "Hay muchísimas dudas de que la intervención policial se haya hecho para saber lo que ha pasado", ha agregado.

En este sentido, ha señalado que no se siguieron otras posibles vías de investigación. Según el abogado, "no se investigaron las llamadas amenazantes a Yamiled, ni otros clubes en los que había trabajado". "En este juicio "se ha hablado de todo, pero pruebas, cero", ha afirmado.

Por último, se ha preguntado "qué necesidad tenía José L.L. de participar en estos hechos, cuando se encontraba ya en tercer grado" por otro delito. "Cometió un error, un delito, y habiendo pagado, ahora se le pretende colocar la responsabilidad de algo que no queda demostrado". "No le vamos a colocar la responsabilidad que no le corresponde", ha concluido.

Por su parte, la defensa de Nira A.M. ha argumentado que no se le puede aplicar a la procesada un delito de tenencia ilícita de armas, como solicita la acusación particular, porque "ni utilizó la pistola ni la tuvo en su poder".

Según la defensa, tampoco se le puede acusar a Nira del delito de intento de asesinato sobre el hijo de Yamiled, ya que, en su opinión, es "evidente" que la procesada "hizo todo lo que pudo para que el menor no corriera el menor riesgo". Además, ha destacado, Rodrigo S.S., co-autor del asesinato junto a Nira, "tuvo un cuidado exquisito para no dañar al menor".

La abogada defensora de Nira A.M. ha argumentado que su cliente es culpable de "un delito de homicidio, no asesinato", al considerar que la procesada actuó por "miedo real y constante" a Karlos I.M., con quien mantuvo una relación sentimental y tienen en común una hija.

Así, ha incidido en que Nira colaboró en el asesinato de Yamiled Giraldo por "miedo" a su ex pareja del que ha dicho le "maltrataba y le pegaba constantemente". Según la abogada, gracias a la declaración policial de su cliente "se encontró el arma" del crimen y ha puesto de relieve que "si ella no hubiera confesado su participación" quizá no se habría esclarecido este asesinato.

Por otro lado, la defensa de Rodrigo S.S., considerado el autor material de los hechos, ha negado en todo momento que el procesado intentara asesinar al hijo de Yamiled. Ha destacado que "no es posible" porque "no formaba parte del encargo" y ha recalcado que el niño "no formaba parte del plan" previsto.

Según el abogado de Rodrigo S.S., a pesar de que éste contaba con "munición suficiente" para poder cargar contra el menor, "no le intentó disparar" y ha puesto de relieve que "no suponía ningún riesgo" dejarle con vida, ya que, el procesado iba disfrazado y no le podía identificar.

El abogado defensor ha incidido en que a Rodrigo S.S. "no se le encasquilló la pistola" en ningún momento, como alegó el hijo de Yamiled, y ha recalcado que "aunque tuvo a su merced" al menor, "no le disparó".

En esta última sesión del juicio, la defensa de Karlos I.M., quien supuestamente actuó como intermediario entre Nira A.M. y Pedro Andrés G.P., ha indicado que, en todo caso, su participación en los hechos es "como cómplice, no como cooperador necesario", ya que la información que supuestamente le entrega a Nira A.M. sobre Yamiled Giraldo "no es imprescindible" para el crimen. "No es una colaboración sin la que no se habrían cometido los hechos", ha insistido.

Además, ha defendido que las personas que tienen relación con Nira A.M. no dicen que supieran que la acusada era víctima de malos tratos por parte de Karlos I.M., sólo una ex pareja de la procesada, quien afirmó que la ayudó a salir de Pamplona porque tenía miedo de Karlos I.M, y no de ser detenida tras el crimen. Según la abogada, si hubiera declarado esto último, "se estaría autoinculpando por un delito de encubrimiento". "Nira tiene miedo, pero no a Karlos I.M., que es al único que mantiene su imputación", ha añadido.

Por su parte, la defensa de Pedro Andrés G.P., presunto intermediario entre José L.L. y Karlos I.M., ha insistido en que su defendido "no participó en el encargo, planificación ni ejecución del crimen", y que tampoco "pagó por ello". En todo caso, ha indicado, su participación es de "cómplice, no de cooperador necesario". "No tenía dominio del hecho que se estaba realizando", ha añadido.

Además, ha señalado que el pack de diez teléfonos móviles que adquirió el acusado "no se compraron para matar a Yamiled Giraldo" y ha añadido que en las intervenciones telefónicas de su defendido "no hay ni una sola referencia a la muerte de Giraldo".

"NUNCA ME DIJERON EL MOTIVO"

En el turno de última palabra antes de dar por finalizada la vista oral, el presunto autor material del crimen, Rodrigo S.S., ha afirmado que está "sinceramente arrepentido por haber matado a Yamiled" y ha agregado que "aún más si es por el motivo que se ha dicho" en este juicio. "Nunca me dijeron el motivo", ha agregado.

Además, Rodrigo S.S. ha señalado que "nunca" intentó hacer daño al hijo de la víctima, presente en el momento del crimen. "Intentaré pagar mi responsabilidad", ha concluido.

Por su parte, la otra presunta autora material del asesinato, Nira A.M., quien condujo el vehículo hasta el lugar del crimen, ha indicado que "siento mucho todo lo ocurrido por la familia".

Finalmente, el acusado de idear el asesinato, José L.L., ha afirmado que Yamiled Giraldo "jamás" le ha robado nada, en referencia a un posible robo de dinero en el club donde trabajaba. "Nunca me había robado, que la familia no tenga ese pesar encima", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies