Esparza pone "en duda" la voluntad política del Gobierno con el Canal de Navarra

Javier Esparza
EUROPA PRESS - Archivo
Actualizado 22/03/2018 10:41:15 CET

Geroa Bai dice que el Ejecutivo recibió "una herencia también en relación con el Canal bastante podrida"

PAMPLONA, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de UPN y portavoz parlamentario, Javier Esparza, ha querido "poner en duda la voluntad política del Gobierno foral de impulsar el Canal de Navarra" y ha manifestado que "han estado tres años mareando la perdiz, engañando a los agricultores".

En declaraciones a los medios de comunicación, Esparza ha señalado que "ahora que no se sostienen sus mentiras, quieren hablar de la responsabilidades de otros". "Que busquen entre sus responsabilidades y trabajen para terminar este proyecto", ha dicho, para manifestar que el aumento de marco económico del contrato de la ampliación de la primera fase del Canal, aprobado este miércoles por el Gobierno, "lo debiera haber aprobado hace años". "Mientras tanto, palabrería, retrasos y perjuicios", ha aseverado.

Esparza ha dicho que el Ejecutivo foral "cuenta entre sus filas con María José Beaumont, líder de la oposición al embalse de Itoiz, persona que trabajó 25 años para que el embalse de Itoiz no se construyera, para que el Canal de Navarra no fuera una realidad".

Además, ha añadido, "a la consejera que tiene que impulsar el Canal de Navarra, Isabel Elizalde, la nombra EH Bildu y EH Bildu es el partido que ha estado desde siempre en frente de este proyecto". "No contentos con eso, la consejera nombra a Ignacio Gil de director general, que antes era el número 2 del sindicato EHNE y que es conocido por su animadversión a este proyecto", ha comentado.

Esparza ha indicado que "después de tres años de Gobierno lo que aparecen son retrasos en la ejecución, que significan perjuicios a los agricultores, que significan daños y pueden significar indemnizaciones".

Así, ha señalado Esparza que "cada uno asume la responsabilidad que le corresponde". "Ellos llevan tres años de Gobierno y los retrasos son únicamente responsabilidad de este Gobierno, que desde el principio tuvo muchas dudas y nunca ha creído en el desarrollo del embalse y del Canal", ha añadido.

Además, el líder regionalista ha querido "dejar claro el compromiso político de UPN desde el inicio de la obra" y "siempre de la mano de los equipos técnicos y de los equipos jurídicos del Gobierno de Navarra". "Una apuesta por parte de un partido político y de la mayoría de la sociedad navarra en la defensa de un proyecto que es fundamental para el desarrollo de esta tierra", ha dicho.

Preguntado por el cuestionamiento desde el Ejecutivo de la financiación elegida por UPN para las obras, Esparza ha señalado que "sería bueno que la consejera se leyera el proyecto básico". "Aquí de lo que se habla es de lo ramales, y el ramal del Ega y el del Arga son sectores de regadío y como tales son infraestructuras secundarias y como tales la ley de Infraestructuras Agrarias de Navarra establece cómo se tienen que financiar y es una decisión técnica, que se toma hace muchos años, no es una decisión política", ha dicho.

Según ha continuado, "se trata de una decisión técnica que abarata los costes a los agricultores, hace viable el proyecto y significaba que se podía continuar con esta infraestructura". "Así que lo que no cuestionaron hace 10 años que no lo cuestionen ahora para tapar su nefasta gestión en este proyecto", ha añadido.

"HERENCIA PODRIDA"

El portavoz de Geroa Bai, Koldo Martínez, ha manifestado, por su parte, que el Gobierno de Navarra está "firmemente comprometido" con el Canal de Navarra. "Es muy fácil hacer declaraciones, idear proyectos sin estudiarlos en profundidad y decir que se está por ellos, tal y como hace UPN, pero recibimos una herencia también en relación con el Canal bastante podrida", ha dicho.

Ha señalado que el Ejecutivo "ha tenido que analizar en profundidad la situación del Canal". "El Canal será una realidad, la ampliación de la primera fase será una realidad, la segunda fase también", ha expuesto, para comentar que "por la mala gestión de UPN el Canal nos está costando 54 millones de euros más a todos los navarros". A su juicio, "la realidad demostrará las mentiras de UPN".

En otro orden de cosas, la portavoz del PPN, Ana Beltrán, ha manifestado que están "preocupados" por el Canal de Navarra porque "este Gobierno no termina de tomar las riendas, no acaba de tirar y de creerse que es una obra imprescindible para nuestra Comunidad". "Seguimos con mucho retraso en la ampliación de la primera fase y ya veremos cuando llega la segunda", ha afirmado.

Beltrán ha indicado que este Gobierno dice "con la boca pequeña" que apuesta por esta obra pero "la realidad es que no es así".