Protección Civil no prevé afecciones importantes como consecuencia de las crecidas de los ríos

El río Ultzama se ha desbodado a la altura del polígono de Alcoz.
GOBIERNO DE NAVARRA
Publicado 20/02/2018 14:33:03CET

Mantiene un seguimiento constante para prevenir cualquier situación de posible riesgo para la ciudadanía

PAMPLONA, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

Protección Civil no prevé afecciones importantes como consecuencia de las crecidas de los ríos. Desde este Servicio se viene realizando un seguimiento constante de la evolución de los ríos al objeto de prevenir cualquier situación que pueda poner en riesgo a la ciudadanía, ha informado el Gobierno foral en una nota.

Las constantes lluvias que han precipitado estos últimos cuatro días sobre la zona norte de Navarra, en especial este lunes y este martes, unido al deshielo de la nieve que aún quedaba acumulada en zonas altas, han originado un importante incremento de caudal de algunos ríos de la Comunidad.

En el momento actual hay cuatro ríos que, sin llegar a la situación de prealerta, han alcanzado un importante caudal. Son el Esca, el Irati, el Arakil y el Baztan. En cuanto al río Arga y la situación en la comarca de Pamplona, todavía en cabecera, aunque remitiendo, se están produciendo precipitaciones de cierta importancia, por lo que la previsión es que la punta del Arga llegue pasado el mediodía.

Este mediodía en la estación de Burlada la altura del río es de 2,75m (185 m3/sg) y la previsión es que supere los 3 metros y su equivalente de más de 220 m3/sg. Con esta situación no se deberían producir afecciones importantes más allá de balsas de agua y salidas puntuales del río en lugares de ribera y sin afección a infraestructuras y vecindario, ha añadido el Ejecutivo.

En la Cuenca del Ega, aunque con crecida, no se esperan inundaciones.

La predicción meteorológica apunta a una remisión de las precipitaciones, predicción que se está cumpliendo, limitándose en este momento las precipitaciones a las partes altas de la divisoria de aguas cantábrico/mediterránea. Con esta situación las puntas en las partes altas de los cuatro ríos indicados ya están estabilizadas.

Según ha informado el Gobierno, este episodio de inundaciones no va a ser importante, quedándose por debajo de las avenidas ordinarias, entendiendo por ellas las de un periodo de 2,5 años, y sin afección a la población y a los servicios esenciales básicos.

Por el volumen actual de agua en los ríos y por la laminación de los embalses, no se esperan afecciones en la zona Media y Ribera.

Hasta el momento no se ha registrado ningún incidente reseñable consecuencia del incremento de caudal de los ríos. No obstante se recomienda circular por las carreteras de Navarra con precaución por la posible aparición de balsas, no vadear cursos de agua en pistas, así como no acercarse a las riberas de los río y mantener precaución en puentes y cercanías de los ríos.