El proyecto Aquila LIFE para la protección del águila de Bonelli se presenta en Cáseda

 Elizalde Ha Participado En La Observación De Aves.
GOBIERNO DE NAVARRA
Publicado 21/05/2018 16:12:59CET

PAMPLONA, 21 May. (EUROPA PRESS) -

Este domingo se presentó oficialmente en la Casa de Cultura de Cáseda, el proyecto AQUILA a-LIFE, que bajo la tutela de la UE y hasta el año 2022 quiere contribuir a la recuperación en el Mediterráneo occidental del águila de Bonelli (Aquila fasciata) y a dar la vuelta a su tendencia poblacional regresiva.

El acto, que coincidió con la celebración del Día Europeo de la Red Natura 2000 fue presidido por Isabel Elizalde, consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, Departamento que participa en este proyecto a través de la empresa pública Gestión Ambiental de Navarra (GAN-NIK).

Elizalde destacó la creación en Navarra de la Red Explora como una apuesta conjunta de las instituciones y ciudadanía con el objetivo de que los "Espacios Naturales y Singulares de Navarra se conviertan en actores y motores de actividad y desarrollo sostenible del territorio". La consejera enmarcó en la misma colaboración conjunta el "éxito de los proyectos de recuperación del águila de Bonelli en Navarra".

El acto de presentación de AQUILA a-LIFE contó con más de medio centenar de asistentes, entre representantes de organismos públicos, ayuntamientos, Federación Navarra de Caza, asociación local de cazadores, población local y demás representantes de los sectores implicados en la conservación de la especie. Incluyó además una visita de campo a uno de los territorios históricos del águila perdicera.

Como uno de sus primeras medidas, AQUILA LIFE liberó el pasado jueves 4 ejemplares en el término municipal de Cáseda. El objetivo es "reforzar así la población en zonas como ésta donde su situación es muy precaria, tal y como sucede en otras áreas del centro y el norte de España, así como en la isla italiana de Cerdeña, donde actualmente está extinguida", ha informado el Gobierno foral.

Otra de las líneas de trabajo del proyecto, ya iniciada, es la de abordar las principales amenazas actuales para el águila de Bonelli, con especial dedicación a prevenir y reducir las electrocuciones en tendidos eléctricos de diseños peligrosos para las aves, a través del trabajo conjunto con sectores clave como compañías eléctricas, administraciones locales y expertos en la materia. También se va a trabajar en evitar el ahogamiento en estanques artificiales y colisión con alambres en viñedos emparrados del águila de Bonelli y otras especies de aves.

RECUPERADA POR LIFE BONELLI EN ARBAIUN- LEIRE

AQUILA a-LIFE toma el relevo de otro proyecto dedicado a la misma especie, el LIFE Bonelli, que se desarrolló en Navarra durante los años 2014-2017, en el que se liberaron águilas de Bonelli en Gallipienzo, Lumbier y Sangüesa, se realizaron desbroces y siembras en colaboración con las sociedades de cazadores locales, se construyó un palomar y se hicieron numerosas actividades de divulgación y educación ambiental. Este proyecto ha conseguido la recuperación de un territorio histórico de águila de Bonelli en la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) de Arbaiun-Leire.

Este proyecto quiere establecer colaboraciones y crear una estrategia de conservación de la especie participativa junto con todos los sectores clave implicados, para construir acciones de conservación sostenibles que perduren en tiempo. El proyecto está coordinado por la ONG GREFA y participan como socios la Diputación Foral de Álava, la Fundació Natura Parc (Mallorca), Gestión Ambiental de Navarra-Gobierno de Navarra, ISPRA (Italia) y LPO (Francia). Cuenta además con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

MUY VULNERABLE A LAS ELECTROCUCIONES

También llamada águila perdicera, el águila de Bonelli es una de las aves rapaces más amenazadas de Europa, y se encuentra en regresión en gran parte de sus poblaciones. A nivel mundial aparece ampliamente distribuida a lo largo del sur de Europa, el norte de África, Próximo y Medio Oriente, India y sur de China. La población en el Mediterráneo Occidental está formada por 1.600-2.200 parejas, de las que aproximadamente la mitad se encuentra en tres países de la Unión Europea: España (733-768 parejas), Italia (34-28 parejas en Sicilia) y Francia (30 parejas).

La disminución del águila de Bonelli en Europa contrasta con la estabilidad o incluso la recuperación durante este mismo período de otras grandes rapaces, como el águila imperial ibérica o el águila real, con las que compartiría similares problemas y amenazas.

El punto débil del águila de Bonelli podría ser su elevada mortalidad por electrocución, ya que además de posarse en la parte alta de los apoyos también utiliza -a diferencia de las otras grandes águilas- los puntos inferiores de las crucetas, donde el riesgo se multiplica, ha informado el Gobierno foral.