Salud realizará en el CHN a partir de 2017 la prueba de densitometría ósea

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Salud realizará en el CHN a partir de 2017 la prueba de densitometría ósea

Nieves Ascunce, Fernando Domínguez y Jon Ariceta
EUROPA PRESS
Actualizado 18/10/2016 13:23:57 CET

Un total de 154.923 navarras han participado en el programa de detección precoz desde su implantación en 1990

PAMPLONA, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) comenzará a realizar densitometrías óseas en el primer trimestre de 2017 tras la adquisición del equipamiento técnico correspondiente y la contratación de personal facultativo y técnico. Se trata de una prueba indicada en pacientes con cáncer de mama que pueden sufrir osteoporosis a consecuencia del tratamiento oncológico.

Las densitometrías óseas se realizarán en el Servicio de Medicina Nuclear, en la primera planta del Pabellón B, donde se instalará el densitómetro adquirido, con un coste de 68.000 euros, y para lo que está prevista la contratación de un facultativo especialista y un TCAE (técnico en cuidados auxiliares de Enfermería).

Hasta el momento, estas pruebas se realizaban en la Clínica Universidad de Navarra. En concreto, en 2015 se llevaron a cabo 2.400 (promedio de 200 al mes), con un coste de 184.439 euros. En lo que va de 2016, la cifra es de 2.080, lo que supone un promedio mensual de 231 y 135.493 euros.

Así lo han dado a conocer este martes en rueda de prensa el consejero de Salud, Fernando Domínguez, la jefa del Servicio de Epidemiología y Prevención Sanitaria del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra, Nieves Ascunce, y Jon Ariceta, subdirector asistencial de procesos quirúrgicos del CHN.

Domínguez ha detallado que, según los últimos datos del Registro de Tumores de Navarra, el cáncer de mama es el más frecuentemente diagnosticado en las mujeres navarras, aunque la introducción de los programas de cribado y el avance en los tratamientos están haciendo que la mortalidad vaya disminuyendo. En los cinco último años analizados, han fallecido de media 67 mujeres.

"Es un cáncer que afecta mucho a la mujer, pero que se cura mayoritariamente", ha resaltado Domínguez, que ha querido mandar un mensaje de esperanza a las mujeres que padecen esta enfermedad con motivo de celebración este miércoles 19 de octubre del Día Mundial contra el Cáncer de Mama.

Cada año se diagnostican alrededor de 400 nuevos casos de cáncer de mama en Navarra, de ellos un 1% en hombres. Se dan diferencias muy significativas según grupos de edad. Así, la tasa más alta se registra en las mujeres mayores de 70 años con una tasa de 273,3 por 100.000, ligeramente mayor que la que se observa en el grupo de 45 a 69 años (259,2), pero más de siete veces superior a la observada en mujeres jóvenes (37,3 por 100.000 mujeres menores de 45 años).

Según ha detallado el consejero, su tendencia es ligeramente creciente, pero similar en todos los grupos de edad. Además, no se aprecia un aumento mayor en las mujeres jóvenes.

Asimismo, menos del 10% de las mujeres con cáncer de mama tienen un componente familiar o hereditario y los principales factores de riesgo son hormonales, difícilmente modificables. El elevado consumo de grasas animales, el sedentarismo o el consumo de alcohol o tabaco incrementan el riesgo de padecerlo.

En este sentido, Fernando Domínguez ha resaltado que actualmente la mejor estrategia para minimizar su impacto es la detección precoz en el marco de programas organizados de carácter poblacional, "ofreciendo la realización de mamografía periódica a las mujeres, programas que ya han demostrado su beneficio neto, con la disminución de mortalidad frente a los efectos adversos producidos".

BALANCE DEL PROGRAMA DE DETECCIÓN PRECOZ

El programa de detección precoz del cáncer de mama comenzó en Navarra en 1990. En estos 26 años, se han incluido en el programa 180.000 mujeres, de las que 154.923 se han realizado al menos una exploración.

Según ha explicado Nieves Ascunce, el índice de participación general se sitúa en el 86,45%, porcentaje que aumenta hasta el 95,58% entre las mujeres que ya han participado en vueltas anteriores. Se calcula que en todos estos años se han realizado más de 3.700.000 mamografías.

En cuanto a los resultados, se han confirmado 4.145 tumores malignos. Así, la tasa es de 4-6 de cada 1.000 mujeres en las que se realiza una exploración. De ellos, el 20% son intraductales. De los invasivos, la mitad son menores de un centímetro. Casi el 60% de los tumores diagnosticados como invasivos no presentaron afectación ganglionar.

MÁS DE 420 PACIENTES INTERVENIDAS EN 2015

Por su parte, el subdirector asistencial de procesos quirúrgicos del CHN, Jon Ariceta, ha detallado que en 2015 fueron intervenidas en el Complejo Hospitalario de Navarra un total de 429 pacientes con cáncer de mama, algunas de ellas con varias operaciones, por lo que el número total de estas últimas fue de 464.

En el 78% de las operaciones se realizó cirugía conservadora, el 20% fueron mastectomías y en un 2% únicamente se realizó cirugía axilar (biopsia del ganglio centinela o linfadenectomía). Estas cifras son similares a las correspondientes a años anteriores, con una variación menor al 1%.

En cuanto a la lista de espera quirúrgica, Ariceta ha resaltado que es "prácticamente inexistente". Según ha indicado, el 100% de las pacientes sale de la consulta con fecha de intervención y la demora entre la consulta de comunicación de diagnóstico y la cirugía oscila entre 15 y 20 días hábiles.

En relación a las mamografías, actualmente la lista de espera es de 2.298 pacientes. Con el fin de reducirla, ha expuesto Ariceta, desde el pasado verano el SNS ha puesto en marcha diferentes medidas como la realización de un mayor número de mamografías en horario de tarde, durante el periodo estival o la derivación de pruebas a centros concertados.

En lo que se refiere a las consultas de revisión, se está procediendo a un análisis por parte de los servicios implicados con el fin de adecuar las necesidades de seguimiento clínico de las pacientes a los protocolos que se establecen para esta enfermedad.

Asimismo, desde el Servicio de Cirugía Plástica se trata quirúrgicamente el linfedema (inflamación del brazo tras intervención quirúrgica en mama y axila), por procedimiento de microcirugía por anastomosis linfáticas. Actualmente se realizan en torno a 2-3 intervenciones de este tipo cada semana.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies