El Servicio de Patrimonio edita folletos informativos sobre los templos románicos de Guerguitiáin y Vesolla

Publicado 23/03/2017 13:35:48CET

PAMPLONA, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Servicio de Patrimonio Histórico del Gobierno de Navarra ha editado dos folletos informativos sobre los templos románicos de Guerguitiáin (Izagaondoa) y Vesolla (Ibargoiti).

Ambos edificios fueron restaurados por el Servicio de Patrimonio Histórico, el primero en 2012, y el segundo en 2015. Se encuentran muy próximos, en un entorno natural de bosques y campos de cultivo, y su acceso más cómodo se realiza desde Induráin.

El objetivo de ambos folletos es facilitar a los visitantes el acceso a la zona e información suficiente sobre la historia y características de los templos. Estos folletos estarán a disposición de las personas interesadas en las oficinas de información turística y en los municipios del entorno, según ha informado el Gobierno foral en una nota.

En el extremo sureste del valle de Izagaondoa, la iglesia de San Martín, en el despoblado de Guerguitiáin, conserva la firma en uno de sus capiteles del maestro que la construyó: 'Petrus me fecit'. Desde Guerguitiáin puede verse, aproximadamente a un kilómetro de distancia, el despoblado de Vesolla, con un templo casi gemelo. Vesolla se integra en el municipio de Ibargoiti.

Hasta hoy, ambos templos han presidido, desde hace más de ochocientos años, las laderas meridionales de la peña Izaga. Se considera que los dos fueron construidos en la segunda mitad del siglo XII, en lo que constituye una de las muestras más puras de románico rural navarro y su paisaje cultural asociado, en un entorno natural antiguo y apacible, a no más de 30 km de Pamplona.

Desde Guerguitiáin, los pasos del Maestro Petrus se han seguido por doquier. Sus formas decorativas, simples y populares, han dado pie a la 'ruta de Petrus' y a la gestación del proyecto social y cultural del 'Petrus museum' en Lizarraga. También debió de participar en la construcción de la Purificación de Vesolla. Además, esta iglesia conserva en su interior la interesante decoración de pinceladura renacentista, realizada durante el siglo XVI.

En su interior es posible recrear el aspecto que durante la Edad Moderna adquirieron muchos de los templos medievales navarros. Para visitarlos basta ponerse en contacto con los ayuntamientos de Izagaondoa y de Ibargoiti.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies