Un servicio urgente de fontanería puede llegar a triplicar el coste de uno ordinario

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Un servicio urgente de fontanería puede llegar a triplicar el coste de uno ordinario

Un fontanero trabajando
EUROPA PRESS
Publicado 23/10/2016 12:34:45CET

   PAMPLONA, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La Asociación de Consumidores Irache ha advertido de que los servicios urgentes de fontanería "encarecen el precio, en ocasiones de forma desproporcionada" hasta llegar a triplicar el coste de un servicio ordinario.

   La asociación ha realizado un estudio sobre los servicios de fontanería a domicilio en el que ha podido comprobar que un servicio urgente de fin de semana a domicilio puede encarecer el precio de un servicio ordinario en un 300%, hasta superar los 300 euros.

   Asimismo, la asociación destaca que un servicio urgente de noche, en fin de semana o la distancia entre la vivienda y la empresa son circunstancias que elevan el precio del servicio.

   Irache ha comprobado, además, que algunas empresas incluyen en su hoja de tarifas el precio de diagnosticar alguna avería, que se cobrará cuando el consumidor decida no encargar la reparación, y que puede ir desde 14 hasta 20 euros, junto con desplazamiento.

   En otros casos, las empresas han presupuestado un precio sin incluir el IVA de manera que, al solicitar la factura, ha supuesto un sobrecoste de 70 euros sobre el precio inicial. En este sentido, Irache recuerda que según la normativa, los precios ofertados deberán incluir todo tipo de cargas o, cuando menos, indicar que hay que aplicarles el impuesto que corresponda.

   Hay empresas, dice la asociación, que piden el número de tarjeta bancaria del consumidor antes de acudir. Con esta información, cargarán el coste del trabajo y, si el consumidor no está de acuerdo por cualquier cuestión, será él quien tendrá que reclamar para recuperar su dinero.

   En su estudio, Irache ha comprobado que varias empresas se han negado a facilitar sus tarifas "pese a que la normativa les obliga a tener en los establecimientos las tarifas a disposición del consumidor".

   Finalmente, la asociación ha señalado que algunas de las compañías que se publicitan como prestadores de servicios de urgencia se tratan, en realidad, de intermediarias que lo que hacen es contactar con otros profesionales.

PAUTAS A LA HORA DE SOLICITAR UN SERVICIO URGENTE A DOMICILIO

   La Asociación de Consumidores Irache recomienda que, a la hora de recurrir a un servicio urgente, se valore si la situación exige una actuación inmediata de manera que se pueda solicitar la reparación en una empresa de fontanería ordinaria. Asimismo, aconseja consultar antes el seguro de hogar para comprobar si cubre este tipo de contingencias.

   Si se opta por recurrir a este servicio, Irache insta al consumidor a preguntar por la tarifa por desplazamiento, la asistencia y la hora de mano de obra.

   Por otro lado, recuerda que el técnico que acude al domicilio tiene la obligación de realizar un presupuesto previo y debe ceñirse a él. El consumidor sólo tendrá que pagar la elaboración del presupuesto si, cuando lo ha solicitado, no acepta que se realice el trabajo.

   Se debe solicitar la factura una vez terminado el arreglo y su coste debe coincidir con el del presupuesto previo, a no ser que se haya aceptado alguna modificación por escrito. Además, la ley establece para este tipo de reclamaciones una garantía de tres meses que debe cumplirse sin el cobro de nuevas cantidades bajo ningún concepto, ni por mano de obra, ni desplazamiento ni materiales.

   Por último, Irache recuerda al usuario que debe autorizar la utilización de materiales usados en la reparación.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies