La Knesset acepta la petición de Katsav de ausentarse del cargo durante tres meses

 

La Knesset acepta la petición de Katsav de ausentarse del cargo durante tres meses

Publicado 25/01/2007 16:13:30CET

JERUSALEN, 25 Ene. (EP/AP) -

La Comisión Permanente del Parlamento israelí ha aceptado la petición del presidente, Moshe Katsav, de ausentarse durante tres meses de su cargo, debido a la posible imputación de cargos por violación y acoso sexual en su contra. Ahora, los diputados estudiarán si inician o no un proceso de destitución del presidente.

Katsav, quien ayer insistió en que está siendo víctima de una conspiración, abandonó temporalmente el cargo después de que el comité parlamentario aceptara por 13 votos a 11 concederle su petición.

Por su parte la diputada de Meretz, Zehava Galon, que está encabezando la campaña para destituir al presidente, se mostró indignada tras la decisión el comité de la Knesset, alegando que ni siquiera plantearon en la agenda el comienzo de un proceso de destitución contra Katsav. "La decisión tomada hoy es un premio para un hombre acusado de violación", dijo Gola, añadiendo que "en lugar de tenerle entre rejas, este hombre acusado de violación obtiene el premio de continuar siendo presidente".

Galon aseguró que continuará presionando para expulsar al presidente de su cargo. Por el momento, 30 diputados, diez más de los necesarios, ha firmado una moción para que se comience el proceso de destitución, y cerca de 70 han afirmado que votarán a favor. Para que la destitución se produzca se necesita una mayoría de las tres cuartas partes de la Cámara, que tiene 120 escaños.

Tras la renuncia temporal de Katsav, la presidenta del Parlamento, Dalia Itzik, se convirtió en presidenta interina de Israel, primera mujer que ocupa el cargo.

Katsav, que hoy no hizo declaraciones, prometió ayer que dimitirá "inmediatamente" de su cargo si finalmente el fiscal general decide imputarle, tras asegurar que todos los cargos de los que se le pretende acusar son "horribles mentiras" y que está siendo objeto de "uno de los peores ataques de la historia de Israel".

El presidente compareció ayer ante la prensa después de que el martes el fiscal general, Menachem Mazuz, recomendara presentar cargos contra el jefe de Estado por violación, abuso sexual y obstrucción a la justicia entre otros, afirmando que existen pruebas suficientes para seguir adelante con el proceso.

Sin embargo, según las encuestas publicadas hoy, la opinión pública israelí no está por la labor de dar una oportunidad al presidente y aboga en su mayoría por su dimisión inmediata.

Una encuesta del Instituto de investigación Dahaf mostró que el 71 por ciento de los cuestionados opinó que Katsav debería dimitir ya, mientras un 29 por ciento abogó por su permanencia por el momento.

El diario 'Maariv' que constató que el 67 por ciento de los entrevistados quería la dimisión del presidente, mientras el 21 por ciento no abogaba por ella.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies