España puerta de Europa

Publicado 19/06/2018 8:02:52CET

MADRID, 19 Jun. (OTR/PRESS) -

1290 emigrantes han sido rescatados durante este fin de semana en aguas del Estrecho de Gibraltar. Cuatro perecieron en la travesía y 63 están desaparecidos. Todos procedían de Marruecos. En los últimos seis meses han alcanzado las costas españolas más de 13.000 emigrantes irregulares, la mayor parte subsaharianos y en menor medida magrebíes. Marruecos fue su última etapa antes de hacerse a la mar. A éste ritmo y teniendo en cuenta que las condiciones climatológicas mejoran en los meses de verano, la cifra seguirá creciendo. Es imposible calcular el número total que se alcanzará a finales de año pero va camino de igualar o superar los 31.000 que llegaron en cayucos a Canarias en 2006. El episodio del "Aquarius", retransmitido "urbi et orbi" por todos los canales de televisión, sin duda, incentivará el impulso latente de llegar a Europa entre miles de desheredados de los países del África subsahariana

Amurallada Italia frente a la emigración por la política del nuevo Gobierno populista constituido en Roma por la alianza entre la derecha extrema (Liga Norte) y la izquierda folclórica (Cinco Estrellas), el flujo migratorio se orientará hacia las costas españolas. España reemplaza a Italia y a Grecia como "puerta de Europa" en el imaginario de cientos de miles de personas que alimentan la esperanza de alcanzar una vida mejor huyendo de la miseria o de la guerra.

Por otra parte, el espectacular incremento de pateras cruzando el Estrecho durante el fin de semana, quizá oculta un mensaje de las autoridades de Marruecos al nuevo Gobierno de Pedro Sánchez cuya política respecto a los intereses de Marruecos es, todavía, una incógnita. Como lo es en tantas otras materias. Para Rabat el Sahara y la soberanía en disputa con el Frente Polisario es una cuestión clave. Querrán que el Gobierno de Sánchez se posicione. Que se "retrate", por decirlo en castizo. El vecino país tiene nuevos problemas. Ahora con la campaña de boicot a determinados productos y servicios controlados por empresarios del entorno del rey Mohamed VI que está provocando un aumento de la tensión social. Si las autoridades de Rabat relajan el control sobre la llegada de nuevos emigrantes a los campamentos establecidos frente a la frontera de Ceuta y Melilla es porque están mandando una señal. Desde su lógica, hasta cierto punto, tiene sentido. ¿Por qué tienen que estar encima de los que quieren saltar la valla o hacerse a la mar en patera mientras el Gobierno español realiza un despliegue con todo tipo de medios para recibir a los pasajeros del "Aquarius"?. Seguro que se lo preguntan a Pedro Sánchez en su próximo viaje oficial a Marruecos.

laertes boss 23:56 (hace 12 horas) para columnistas.-e.

Haz clic aquí para responder, responder

Contador
 

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

Los desastres del PP

por Francisco Muro de Iscar

Victoria Lafora

Viento de Alemania

por Victoria Lafora

Carmen Tomás

Herencia

por Carmen Tomás