Venezuela: La responsabilidad política necesaria

 

Venezuela: La responsabilidad política necesaria

Actualizado 07/10/2016 16:57:26 CET

Por José Rafael Mendoza Márquez, MADRID, 7 Oct. (OTR/PRESS) -

El escenario político venezolano es cada vez más complejo, pero a su vez, se van despejando algunas dudas, y puede que nuestros amigos que nos ven y leen desde fuera no lo tengan muy claro. Es natural que así sea, Venezuela, su sistema político y gobierno es uno de los más vilipendiados en cuanto a información política se refiere, producto de una campaña orquestada por la gran prensa y corporaciones mediáticas del mundo que tienen sus intereses, y por ende aliados políticos y económicos bien definidos en nuestro país.

El escenario político electoral se decantaEl 10 de Enero de 2016 era la fecha exacta para que la coalición opositora, conocida como Mesa de la Unidad Democrática (MUD), procediera formalmente a solicitar ante el ente electoral venezolano (Consejo Nacional Electoral - CNE), la activación del proceso de Referéndum Revocatorio al Presidente del país, contemplado en el Art. 72 de la Constitución Nacional. Y es esta fecha, dado que marca la mitad del período presidencial para el cual el gobierno actual fue electo (2013 - 2019).

Sin embargo, con la resaca política del pasado 6 de diciembre de 2015, cuando la MUD aún celebraba el triunfo electoral parlamentario, obteniendo la mayoría luego de 17 años de fracasos continuos, se enredaron y enfrascaron en una suerte de indefinición de qué hacer para sacar al gobierno nacional electo legal y legítimamente por parte de los ciudadanos. El día 5 de enero de 2016, en la fecha de la toma de posición de la nueva directiva del parlamento venezolano, el dirigente de Acción Democrática, Henry Ramos Allup, un líder político octogenario, quien le asignaron la tarea de dirigir el parlamento y ser paradójicamente quien liderara la "renovada oposición política", en su discurso de envestidura señaló que en un lapso de 6 meses (para Julio) se saldría del Presidente y su gobierno. Y a partir de allí, la MUD se convirtió en un hervidero de opiniones y confrontaciones que con el devenir del tiempo, no pudieron trazar una estrategia unitaria, y finalmente es hasta mediados del mes de marzo que en un comunicado establecieron lo que denominaron la "Hoja de Ruta para el Cambio", estableciendo el siguiente "programa":

a) Referéndum revocatorio (propuesta liderada por el ex candidato presidencial Enrique Capriles)b) Enmienda Constitucional para recortar el período presidencial (liderada por el Presidente del Parlamento, Henry Ramos Allup y otros partidos políticos)c) Asamblea Nacional Constituyente (liderada por exmagistrados del Tribunal Supremo y abogados aliados de la coalición opositora, y algunos partidos de la MUD)d) Movilizaciones de calle, y activación del Art. 350 de la Constitución Nacional que establece el desconocimiento a un gobierno autoritario, y así presionar para lograr la renuncia del Presidente (Opción promovida por los sectores más extremistas como Voluntad Popular de Leopoldo López)En ningún caso hubo acuerdos, y no se fijó fechas ni pasos específicos para establecer una estrategia clara. Finalmente, el tiempo fue pasando y es hasta el mes de Junio que, ante la inercia generada por una "hoja de ruta" que nunca dejo claro el camino a seguir, terminó imponiéndose la idea del partido Primero Justicia quien invoco a la necesidad de recolección de firmas por parte de los ciudadanos para solicitar ante el CNE el Referéndum Revocatorio. A partir del mes de Julio formalmente se inicia el recorrido para iniciar este proceso (no exento de denuncias de fraude), que es importante desatacarlo, está normado y reglamentado en la Resolución N° 070906-2770 de 06 de Septiembre de 2007, por parte del Consejo Nacional Electoral venezolano, en la denominada: "Norma para Regular el Procedimiento de Promoción y Solicitud de Referendos Revocatorios de Mandatos de Cargos de Elección Popular".

Esta normativa, establece unas pautas, pasos y lapsos de tiempos que son necesarios cumplir, y que sí se precia de tener un carácter democrático y respetuoso de la ley y la convivencia democrática pues es un deber moral, ético y político su obligatorio cumplimiento, porque de lo contrario, estaríamos ante la posibilidad de promover una cosa y en el fondo querer hacer otra, es decir, saltarse la normativa, ocultar la legislación, establecer una matriz de opinión política fuera del país, y en alianza con los sectores más conservadores de la política internacional que son abiertos enemigos del gobierno bolivariano, buscar un escenario que intervenga en nuestros asuntos internos y siga promoviendo la tesis de que en Venezuela se vive en una "dictadura moderna" y que esta liderizada por un "gobierno autoritario y violador sistemático de las libertades civiles y políticas del pueblo".

Estando las cosas en este punto, y para resumir, se muestra una iconografía que ilustra los lapsos y procedimientos establecidos en la Ley para establecer la fecha del Referéndum Revocatorio:

Es importante acotar, que el mismo Henry Ramos Allup, para el 7 de febrero de este año, en unas declaraciones señalaba, como parte de su argumento para defender la tesis que él ofrecía (La Enmienda Constitucional para recortar el período de gobierno), que "el Referéndum Revocatorio es engorroso. Basta con leer la Constitución. Cuando se empieza a ver el detalle, ves que es muy difícil de implementar". Aun así, se debe aclarar que en Venezuela ya se han dado este tipo de procesos, en el año 2004 se hizo en contra del Presidente Hugo Chávez, donde en vez de revocado fue ratificado, y se han dado otros procesos a nivel de Alcaldías, con resultados distintos.

Finalmente, el tiempo y las discrepancias de la misma Oposición han jugado en contra de sus propios intereses, no hay acuerdos internos y hay varios factores que determinan dicha situación, pero se requerirá de otro análisis para visualizar las razones de tales discrepancias. Lo cierto es que muchos analistas y políticos coincidimos que no habrá Referéndum Revocatorio este año 2016, y recalcar que un sistema político democrático como el venezolano es fiel al principio de la democracia participativa y protagónica, pero no es por capricho, es porque hay una cultura política que se ha desarrollado en los últimos tiempos y quienes pretendan liderizar las instituciones gubernamentales, deben cumplir con la norma constitucional, fuera de ella, es jugar a la candela. Así deberá entenderlo, guste o no, los gobiernos, políticos y periodistas extranjeros que les gusta entrometerse en los asuntos internos de los venezolanos.

Esta situación, no resolverá la crisis política nacional ciertamente, puede que la agudice, pero se requerirá de un altísimo nivel de compromiso, valentía y responsabilidad política de parte de la clase política venezolana para encontrar puntos en común y continuar buscando alternativas que vayan en beneficio de todos los venezolanos, sin exclusión y sin excepción.

Por: José Rafael Mendoza MárquezPolitólogo venezolanoTwitter: @josermendozam Http://observatoriopoliticovenezolano.blogspot.com

OTR Press

Charo Zarzalejos

Juana no está en mi casa

por Charo Zarzalejos

Luis Del Val

Malala en Oxford

por Luis Del Val

Francisco Muro de Iscar

Universidades sin prestigio

por Francisco Muro de Iscar

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies