Educación realizará un diagnóstico de la situación en Melilla porque todos los menores "deben estar escolarizados"

PRODEIN entrega firmas al Ministerio de Educación
Europa Press - Archivo
Publicado 10/07/2018 15:10:36CET

   MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El Ministerio de Educación y Formación Profesional ha admitido que todos los menores de Melilla "deben estar obligatoriamente escolarizados con independencia de sus situaciones personales", y asegura que estudiará la situación de aquellos en edad escolar a los que se ha denegado plaza en un colegio por falta de documentación.

   Este lunes, el Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, afirmó en su visita a Mellila que le "preocupa particularmente" la situación de estos menores, y defendió que el "derecho fundamental" a la escolarización está por encima de las "irregularidades documentales" que les han impedido entrar en los colegios. "No tiene sentido que no tengan escolarización", apostilló.

   Según han informado a Europa Press fuentes del Ministerio, el Gobierno pretende hacer ahora "un diagnóstico de la situación real de los menores sin escolarizar", y precisan que la política del Ejecutivo "es cumplir escrupulosamente con lo establecido en la Constitución y en la Ley Orgánica de Educación".

   La Dirección Provincial del Ministerio en Melilla, que tiene la competencia de educación en la ciudad autónoma, reconoce que "tiene constancia de la existencia de 24 peticiones de plaza escolares sin atender, todas ellas formuladas por solicitantes a los que se ha requerido la aportación de documentación necesaria para proceder a su tramitación, sin que dichos requerimientos hayan sido atendidos", según consta en un informe remitido al Defensor del Pueblo.

   El pasado mes de abril, el Ministerio de Educación del anterior gobierno de Mariano Rajoy admitía tener "22 solicitudes físicas de escolarización" de menores de Melilla que se encontraba en "tramitación pendiente de aportación de una mínima documentación como la filiación", pero rechazaba que se negara a escolarizar a alumnos como denunciaba la Asociación Pro Derechos de la Infancia (Prodein), que presentó cerca de 100.000 firmas para exigir la escolarización "inmediata" en centros públicos de la ciudad de Melilla de 160 menores de entre 8 y 14 años que, según este colectivo, "sufren una situación de apartheid".

   Así se lo trasmitió también la asociación al Defensor del Pueblo en una queja. La institución dirigida por Fernández Marugán respondió este pasado lunes a Prodein que ha solicitado información a la Dirección Provincial de Educación para "contrastar la situación de las solicitudes de asignación de plaza" que han sido denegadas según la asociación.

NO HAY COLE SIN PADRÓN

   En su queja al Defensor del Pueblo, Prodein aportaba escritos de alegaciones contra la denegación de la plaza escolar de quince menores en edad escolar a los que no se les habría requerido que subsanaran las "deficiencias documentales" que justificarían que no tuvieran plaza en un colegio, "ignorándose con ello prescripciones contenidas en la legislación procedimental vigente", advierte el Defensor del Pueblo en un escrito remitido a la Dirección Provincial de Melilla y al que ha tenido acceso Europa Press.

   Este escrito responde a un informe de la Dirección Provincial donde expone que la falta de documentación que pruebe que las familias de los menores están empadronadas en Melilla "impide su escolarización hasta que puedan acreditarlo", algo que sucede porque "la ciudad autónoma no puede escolarizar a todo niño que pase con los padres por la frontera y reclame un puesto escolar si no justifica su domicilio en la ciudad", según la Dirección Provincial.

   Prodein denuncia que la propia administración dificulta el empadronamiento que después exige a las familias para que sus hijos sean escolarizados, y que se trata de un "requisito" que no existe en la península para que los menores tengan plaza en un colegio.