Ingenieros urgen a recuperar la inversión tras crisis para solucionar los "problemas enquistados" en materia de agua

Depuradora de Zafra
DIPUTACIÓN DE BADAJOZ
Publicado 23/03/2017 11:58:05CET

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la patronal de ingeniería Fidex, Leonardo Benatov, ha urgido a las administraciones a recuperar los niveles de inversión en gestión y depuración del agua para evitar las sanciones de la UE por los "problemas enquistados" de España en esta materia.

En un encuentro celebrado este viernes en Madrid, Benatov ha rechazado la idea de que en España "está todo hecho" y ha subrayado que, para evitar la multa de Bruselas, es necesario desarrollar 200 actuaciones en todo el territorio nacional (salvo Baleares) para mejorar el saneamiento y depuración de aguas, con un importe estimado de 5.000 millones de euros.

"En este país se paralizaron planes de depuración que nos han colocado el farolillo rojo de la UE junto con Italia. Hacen falta bastantes miles de millones de euros para ponernos al día", ha indicado.

En el encuentro ha participado también el director general de Carreteras de la Comunidad de Madrid, José Trigueros, para inaugurar el encuentro. En su intervención, Trigueros ha reconocido que los "esfuerzos inversores" en materia de agua durante los últimos años "han sido escasos" y se ha mostrado confiado en que las Administraciones Públicas recuperarán pronto "la senda de inversión que nunca debieron dejar".

"España y Grecia son los dos únicos países de la UE incluidos en la lista de estrés hídrico del World Resources Institute (WRI). Son de los 30 países que en 2040 tendrán problemas de acceso a agua potable, según las previsiones actuales", ha recordado

SUBIR LAS TARIFAS DEL AGUA

En este sentido, ha puesto en duda la idoneidad de las actuales tarifas de consumo de agua y ha señalado que, a su juicio, es necesario que el precio del agua se ajuste a su coste, en lugar de subvencionarla.

"Al final, aquí usamos el agua como si fuera gratis --ha criticado--. La política tarifaria de que cada uno pague el coste del agua es políticamente incorrecta pero habrá que llevar a la ciudadanía poco a poco hacia allí. En España el agua tiene un precio de 2 euros por metro cúbico, cuando en otros países con más agua como Dinamarca se están pagando 6 euros por metro cúbico. Eso nos debería hacer reflexionar. Al final eso revierte en que la inversión se resiente".

Según la patronal Fidex, algunas comunidades como Madrid, Castilla-La Mancha, Andalucía y Galicia están "empezando a contrarrestar la parálisis inversora" que afectó al sector público durante la crisis y que ha situado a España en el puesto 26 de 28 en inversión pública en depuración y saneamiento, según indica la organización empresarial.

Sin embargo, subraya que los problemas hídricos del país no se limitan a cuestiones de saneamiento y depuración de aguas sino que afectan también a otros aspectos de la planificación hidrológica, como son el desequilibrio de las cuencas hidrológicas o la planificación de cara a un futuro de sequía.

En relación a la primera de estas cuestiones, proponen la puesta en marcha del Plan Hidrológico Nacional, aunque reconocen la dificultad de aplicar esta medida, dada la "apropiación" que han hecho las comunidades autónomas de este recurso por medio de sus respectivos estatutos de autonomía.

"Es necesario que la administración invierta en estudiar en profundidad la mejor solución para la gestión sostenible de los recursos con un enfoque holístico, midiendo el coste/beneficio no sólo meramente económico sino el social, ambiental, etc., lo que supone anteponer el criterio técnico a las prioridades políticas", subraya la patronal.

Además, desde el punto de vista de la planificación de futuras sequías en el actual contexto de cambio climático, advierten de que, pese a que España ya tiene unos planes especiales de sequía, estos "están desfasados".

Para la patronal, más que "grandes obras" para adaptar la planificación hidrológica del país a un nuevo escenario, lo más necesario ahora mismo es realizar "estudios con mayor nivel de detalle" que permitan "anticiparse" a los fenómenos "cada vez menos extraordinarios" relacionados con el agua.

"La idea es anticiparse, es decir, prevenir el efecto devastador de las crecidas por el cambio climático y reducir riesgos, siempre a partir de decisiones basadas en estudios rigurosos de costes y beneficios, muy complejos además cuando el beneficio buscado consiste en evitar daños futuros", subraya.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies