El Mediterráneo es el mar con más sobrepresca del mundo, según la ONU

Coral negro de profundidad en las islas Eolias (Italia)
OCEANA
Publicado 09/07/2018 11:54:48CET

   MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La ONU alerta que el Mediterráneo es el mar con más sobrepesca del mundo. Un tercio de las poblaciones mundiales de peces se capturan en gran cantidad y se hallan en un estado de sobrepesca, según el informe SOFIA sobre el estado de la pesca y la acuicultura.

   El informe SOFIA 2018 de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) confirma que la presión pesquera es cada vez más insostenible en el mundo y ya hay un 33,1 por ciento de stocks en estado de sobrepesca, una cantidad que aumenta cada año.

   Ante esta situación, el ejecutivo de Oceana Europa, Lasse Gustavsson, ha reclamado acciones "urgentes y dedicidas" y propone restringir el arrastre de fondo, preservar zonas de cría y hábitats sensibles, y establecer límites de capturas anuales según las recomendaciones científicas.

   El consejero delegado de Oceana, Andrew Sharpless, afirma que este nuevo informe de la FAO es "desalentador", pues demuestra que "el mundo tiene mucho camino por recorrer hacia la gestión sostenible de los océanos". Según el consejero, este nuevo informe "solo es un punto más en una línea de tendencia inquietante".

   Los datos que según Oceana son "los más preocupantes del informe" son el alcance de la crisis de sobrepesca del Mediterráneo y el Mar Negro. El director ejecutivo de Oceana Europa, Lasse Gustavsson, señala que el mar Mediterráneo es el que más sobrepesca sufre en el mundo y que "el 62,2 por ciento de sus stocks se halla en una situación insostenible y corren un severo riesgo de agotamiento".

   "Nadie desea que un mar tan cercano a muchos de nosotros deje de proporcionar alimento y empleo a quienes dependen de él. Es un escándalo que debería desencadenar acciones políticas inmediatas", ha denunciado.

   Por ello, ha reclamado acciones "urgentes y decididas, como restringir el arrastre de fondo, preservar zonas de cría y hábitats sensibles, y establecer límites de capturas anuales según las recomendaciones científicas".