Mil globos negros para protestar ante las eléctricas contra la contaminación y el precio de la energía

 

Mil globos negros para protestar ante las eléctricas contra la contaminación y el precio de la energía

30/03/2017. Sede De Iberdrola, Bilbao, Vizcaya, Pa’S Vasco   Activistas Han Come
GREENPEACE
Actualizado 30/03/2017 10:30:28 CET

MADRID, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

Activistas de Greenpeace han protestado este jueves ante las sedes de las principales empresas eléctricas en España por considerarlas responsables de la contaminación y los altos precios de la energía. Un grupo de personas han llevado cientos de globos negros con símbolos 'Endesa contamina, tú pagas' ante la sede de la compañía en Madrid, acción que se ha repetido en Bilbao ante la central de Iberdrola donde se han concentrado con pancartas con el mensaje: "Iberdrola contamina, tú pagas" y dos activistas se han encaramado a la fachada de la torre de la compañíá durante una media hora, hasta que han sido obligados a descender por la Ertzaintza.

En Barcelona, la organización ha protestado frente a la puerta de Gas Natural con globos negros e igual mensaje. Entre las tres sedes, sumaban más de mil globos, algunos de ellos con un metro y medio de diámetro. Ésta es la primera vez que la organización ecologista hace tres acciones simultáneas en ciudades españoles, se han explicado un portavoz de la ONG a Europa Press.

Esta actividad se enmarca dentro del 'Break Free', un movimiento global contra el cambio climático que persigue por todo el mundo que la ciudadanía se libere de la dependencia de las energías sucias. Se han realizado más de 100 actividades en 60 países dentro de este movimiento descentralizado. El 'Break Free 'es un movimiento ciudadano global para hacer frente a las empresas de combustibles fósiles.

Greenpeace ha reprochado además al Gobierno su "apoyo" a la política de "contaminación, cambio climático y encarecimiento de la factura de la luz y del gas que practican estas compañías eléctricas". La organización ecologista ha cuestionado además que se concedan subvenciones a estas empresas "para mantener el negocio de sus centrales térmicas y nucleares, mientras que penaliza y dificulta que la ciudadanía pueda producir su propia energía limpia con medidas como el impuesto al sol".

Según la entidad, estas ayudas "permitieron que en 2016 Endesa, Iberdrola y Gas Natural, obtuvieran beneficios de 5.463 millones de euros, mientras que entre las tres, solo en 2015, emitieron cerca de 49 Millones de toneladas de CO2 equivalente.

"Hoy hemos querido devolver simbólicamente la contaminación ambiental y gases de efecto invernadero que generan a las tres principales y temidas empresas eléctricas del país, pero podríamos haber puesto el foco sobre el Gobierno que apoya y tolera esta situación", ha declarado Tatiana Nuño, responsable de la campaña de cambio climático de Greenpeace.

La organización ecologista exige especialmente a Endesa que asuma su compromiso para hacer frente al cambio climático y que se "comprometa a presentar durante este año un calendario de cierre de sus seis térmicas de carbón". Asimismo, exige a las tres compañías que dejen de apostar por la energía nuclear, "cuyos riesgos y gestión de residuos radiactivos paga toda la ciudadanía, y no presionen al Gobierno para ampliar la vida de sus viejos reactores nucleares".

"Las nuevas subvenciones que podrían recibir las eléctricas se disfrazarían bajo los llamados pagos por capacidad, pero un nuevo paquete normativo propuesto por la Comisión Europea impediría que las centrales térmicas de carbón puedan recibir esos fondos a partir de 2026 pero exigimos que se impidan desde ahora", ha añadido Nuño.

Greenpeace ha recordado que "el mayor reto es la lucha frente al cambio climático y tanto el Gobierno como las grandes eléctricas deben planificar para asegurar que en 2030 el sistema eléctrico está casi al completo basado en energías renovables. Ni las eléctricas ni las normativas deben ser contrarias a los derechos de la ciudadanía para poder participar y generar su propia energía renovable", ha declarado Mario Rodríguez, director de Greenpeace España.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies