Nadal afirma que sería “irresponsable” decir si van a reabrir antes del informe del CSN

Actualizado 07/02/2017 18:07:46 CET

   MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, ha indicado que sería “muy irresponsable” pronunciarse sobre la reapertura o no de la central nuclear de Santa María de Garoña, en Burgos, antes de leer el informe del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) mientras que el senador del grupo parlamentario de Podemos Ignacio Bernal le ha reclamado que diga claramente que no va a abrir “un Fukushima” en Burgos.

   “Si yo respondiese a esta pregunta en este momento actuaría de manera muy irresponsable porque el Consejo de Seguridad Nuclear todavía no ha emitido su informe, sería una profunda irresponsabilidad por mi parte, además se entendería que estoy tratando de influir en la decisión de un órgano independiente”, ha precisado Nadal este martes 7 de febrero en el Pleno del Senado.

   En respuesta a la pregunta del senador Bernal, el ministro ha señalado que la decisión de reabrir o no Garoña la tomarán después de escuchar a todas las partes afectadas –comunidades autónomas, organizaciones ecologistas y empresas propietarias—y mirando que no suba el recibo de la luz para los ciudadanos.

   “Hay que tener mucho cuidado con las decisiones irresponsables porque salen muy caras y les sube el precio de la electricidad a los ciudadanos y lo que este Gobierno quiere es que ese precio baje. Ustedes están en otra cosa, hacer apuestas ideológicas que en el pasado a este país le han costado 10.000 millones de euros de sobrecoste al año en el recibo luz”, ha puntualizado.

   En este sentido, ha apostado por un sistema suficientemente diversificado que cumpla con los compromisos medioambientales y “salga lo más barato posible” para el ciudadano.

   Bernal ha indicado que a su grupo parlamentario le consta que hay un dictamen técnico que avala la reactivación de Garoña, “sin que se ejecuten las mejoras de seguridad” y ha puesto de manifiesto el “riesgo” que esto supondría para la población y el medio ambiente. “Me gustaría que me mirase a la cara y me dijese: ‘No voy a abrir un Fukushima en la provincia de Burgos’”, le ha pedido.

   También le ha preguntado si a la hora de tomar la decisión va a tener en cuenta la opinión de la mayoría social trabajadora o la del Ibex 35 en referencia a Iberdrola o Endesa. A su juicio, el Gobierno está “montando este teatro de Garoña” para “abrir la puerta a la ampliación de la vida útil de todas las centrales nucleares del país”.

    Si bien, Nadal ha insistido en que no se van a pronunciar guiándose por “demagogia o ideologías” y tendrán en cuenta lo que tengan que decir todas las partes implicadas, empezando por el Consejo de Seguridad Nuclear.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies