El Senado aprueba por unanimidad y "sin reservas" el Convenio europeo que prohíbe cortar el rabo a los perros

 

El Senado aprueba por unanimidad y "sin reservas" el Convenio europeo que prohíbe cortar el rabo a los perros

Guía canino, guías caninos, perro policía, perros policías
EUROPA PRESS
Publicado 10/05/2017 17:03:53CET

   MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

   El Pleno del Senado ha aprobado este miércoles "sin reservas" y por unanimidad, con 251 votos a favor, el Convenio Europeo sobre protección de animales de compañía, treinta años después de que en 1987 fuera aprobado en Estrasburgo (Francia), una vez que el PP ha decidido retirar una 'reserva' al artículo 10 del citado texto.

   El grupo parlamentario popular decidió este martes no defender en el pleno una reserva al artículo 10 del Convenio europeo sobre protección de animales de compañía de 1987, por el que se regula la prohibición de cortar la cola a los perros, que pretendía incluir una excepción a esta prohibición para determinados perros, sobre todo los de caza, que por su actividad pudieran sufrir daños en su cola.

   De este modo, el PP ha cambiado, un día después, la postura defendida este lunes en la Comisión de Exteriores del Senado, en la que defendió la inclusión de esta reserva y la aprobó gracias a su mayoría absoluta.

   El senador del PP Alfonso Rodríguez Hevia ha explicado que el grupo parlamentario llegó a la decisión de retirar esta reserva --que plantearon por considerar que suponía una mejora sanitaria-- después de haberlo analizado con detalle y haber escuchado a mucha gente y por ello, han decidido desbloquear la situación y aprobar así el texto remitido por el Congreso. "Errar es humano, perdonar es divino y rectificar es de sabios. He rectificado mucho en mi vida pero no sé si eso me hace más sabio", ha manifestado.

   Por su parte, la senadora de Convergencia Democrática de Cataluña (CDC), María Teresa Rivero, ha celebrado que el PP retirase la reserva de un Convenio que fue firmado por España en 2015 y porque aumenta los estándares de vida de los animales de compañía y contribuye a introducir fauna salvaje como animal de compañía, al tiempo que ha señalado que el convenio incluye ya mecanismos de excepcionalidad.

   Por su parte, en una intervención basada en el juego de palabras, el senador de Compromís Carles Mulet, ha intervenido lamentado "la obsesión con los rabos del Partido Popular" y ha dicho que iban a "cortar rabos y se van con el rabo entre las piernas" porque su postura era "ridícula". A ese respecto, ha lamentado el nivel "ético y moral" del PP en materia de derechos de los animales porque están a favor de "practicar el maltrato animal por fines estéticos" o de "matar a animales en espectáculos públicos".

   Desde Podemos, la senadora Idoia Villanueva, ha celebrado "poder dar salida" a este convenio al que "España llega 30 años tarde" y se ha opuesto "radicalmente" a las amputaciones, por lo que se alegra "especialmente" de la rectificación del PP como llevaban "meses" defendiendo los defensores de los animales. "Este es un triunfo de los derechos de los animales en España y de quienes luchan por los derechos de los animales cada día", ha concluido.

   Por su parte, el senador socialista Andrés Gil se ha dirigido a los senadores del PP para decirles que "nunca es tarde" después de 30 años y dos meses de la aprobación del Convenio, en los que la sociedad española ha dado un salto en lo que se entiende por bienestar animal.

   Gil ha explicado que el PP trató de introducir la reserva para "contentar" a un sector pero ha celebrado que finalmente haya rectificado pero no por las vueltas que han hecho dar y el tiempo hecho perder a la Cámara. "Me alegro de la rectificación y me alegro de que aprobemos este convenio como venía de Europa de cabo a rabo y sin recortes", ha apostillado.

   Una vez aprobado, el Convenio será remitido al Boletín Oficial del Estado para su publicación y entrada en vigor.

   De haberse aprobado una reserva, como la que pretendió defender el PP, habría dado lugar a un trámite parlamentario inédito desde 1984, con la creación de una comisión mixta paritaria Congreso-Senado para intentar acordar un texto consensuado entre ambas cámaras.

   El acuerdo internacional a ratificar, que data de 1987, prohíbe en su artículo 10 las operaciones quirúrgicas a mascotas cuyo objeto sea modificar la apariencia de un animal (estéticas), y en particular: el corte de cola, corte de orejas, sección de cuerdas vocales y extirpación de uñas y dientes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies