Unidos Podemos apoya en el Congreso el Acuerdo Social por el Agua para luchar contra su privatización

Pedro Arrojo en el Congreso
UNIDOS PODEMOS
Publicado 21/05/2018 19:57:49CET

MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

Unidos Podemos ha mostrado este lunes su compromiso y esperanza en alcanzar políticamente un Acuerdo Social del Agua frente al Cambio Climático, apoyando las medidas elaboradas por movimientos sociales, en sintonía con la Directiva Marco Europea del Agua (DMA), y que se recogen en el texto 'Acuerdo Social por el Agua' que la directora técnica de la Fundación Nueva Cultura del Agua, Julia Martínez Fernández, ha presentado en el Congreso.

Martínez Fernández ha sido una de las comparecientes en la subcomisión para el estudio y la elaboración de propuestas de política de aguas del Congreso y se ha mostrado "esperanzada" de que todos los grupos parlamentarios escuchen las diferentes propuestas que se recogen en el documento.

El texto ya cuenta con el apoyo del diputado de Podemos Pedro Arrojo, que, según ha indicado, apuesta por este acuerdo frente al llamado Pacto Nacional del Agua, que promueven PP y Ciudadanos, y que, a su juicio, pretende "transformar estos problemas en negocio para constructoras y operadores de aguas, reanimando viejas políticas del hormigón, promoviendo la mercantilización del agua y fomentando la privatización de servicios de agua y saneamiento".

Para Arrojo, este acuerdo es fundamental para "frenar la privatización de los servicios de gestión del agua, superar las viejas estrategias de oferta basadas en más presas y trasvase, así como recuperar nuestros acuíferos como reservas estratégicas en sequía".

"Nosotros no estamos en contra de presas o de trasvases, como no estamos en contra de aeropuertos o autopistas. Estamos en contra de malgastar el dinero público en aeropuertos sin aviones, autopistas sin coches y nuevos embalses vacíos en la próxima sequía", ha declarado Arrojo, para quien "los trasvases y los nuevos embalses son ineficaces en las perspectivas de cambio climático".

Por su parte, Martínez Fernández destaca que este acuerdo social que ha presentado a los grupos "contempla cinco grandes ejes: detener la construcción de nuevos embalses y trasvases de nueva infraestructura; contener las demandas, incluidas las agrícolas; recuperar el buen estado de los ríos, acuíferos y manantiales; garantizar el derecho humano al agua y al saneamiento al más alto nivel posible; y acabar con la corrupción del agua, que crece al calor de escándalos como el de Acuamed o la privatización de servicios del agua urbana".