La FAPE apela al respeto y a la ética en la cobertura informativa del caso del pequeño Gabriel

Publicado 12/03/2018 19:56:16CET

MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

La FAPE recuerda, ante las quejas recibidas por el tratamiento informativo en el denominado 'Caso Gabriel', la exigencia de dar un tratamiento riguroso a un caso tan delicado. Apelando a su Código Deontológico, recomienda que en las informaciones que "medien elementos de dolor o aflicción en las personas afectadas, se evite la intromisión gratuita y las especulaciones innecesarias sobre sus sentimientos y circunstancias".

"Somos conscientes de la dificultad de conjugar el derecho a la información y el respeto a las víctimas. Por eso, reiteramos siempre la necesidad de formación y de conciencia, valores añadidos que debe aportar el periodismo", asegura la organización, que insiste en que la presión por la audiencia y la necesaria rapidez no deben hacer al periodista apearse del respeto a la dignidad de los afectados.

En este sentido, alerta de que el sensacionalismo, el morbo o la difusión de imágenes que nada aportan a la información pueden ocasionar pérdida de credibilidad, que constituye el valor que aporta el periodismo a la sociedad. Finalmente, a la autorregulación de los profesionales y de los medios informativos y recuerda la existencia de la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología del Periodismo, constituida como órgano de autocontrol interno.