Gobierno, CC.AA, municipios y organizaciones de tráfico abordan mañana las reformas en materia de seguridad vial

Publicado 22/05/2017 14:07:47CET

MADRID, 22 May. (EUROPA PRESS) -

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, preside este martes 23 de mayo el pleno del Consejo Superior de Tráfico, que abordar las próximas reformas legislativas para atajar la siniestralidad en las carreteras y mejorar la Seguridad Vial.

En el Pleno participan, además de organismos e instituciones pertenecientes a la administración del Estado, la administración de las comunidades autónomas y la local, organizaciones profesionales, económicas y sociales.

El Consejo Superior de Tráfico es un órgano consultivo y de participación que tiene como objetivo impulsar y mejorar el tráfico, la seguridad vial y la movilidad sostenible, así como promover el acuerdo y colaboración entre las distintas administraciones públicas y entidades que desarrollan actividades en el ámbito de la seguridad vial.

La DGT ya anunció el pasado 10 de mayo durante la Comisión sobre Seguridad Vial y Movilidad Sostenible que se tomarían medidas de prevención y vigilancia con el fin de evitar más muertes en las carreteras, sobre todo de ciclistas. Durante la Comisión, el director de la DGT, Gregorio Serrano, avanzó que entre estas medidas estaría la eliminación "de manera progresiva" de los exámenes teóricos en papel para obtener el permiso de conducir, así como la instalación de inhibidores de frecuencia para evitar que los alumnos copien durante las pruebas.

El pasado 16 de mayo, el ministro detalló, durante el Comité de Seguridad Vial, cuáles serían estas medidas, entre las que destaca la retirada del carné de conducir a aquellos conductores reincidentes por delitos de alcohol y/o drogas.

Asimismo, se aprobó la redacción de un Plan Especial para la vigilancia de las conductas peligrosas que cometan los conductores con respecto a los ciclistas. También se acordó reforzar la vigilancia de carreteras donde hay una mayor presencia de ciclistas, en las que se incrementarán el número de controles por alcohol y drogas, que la DGT prevé que aumenten en 100.000 en el caso de los controles de alcohol, y en 30.000 de drogas.

Un total de 347 personas han fallecido en las carreteras españolas en el primer cuatrimestre de 2017, lo que significa 14 víctimas mortales menos que en el mismo periodo del año anterior (un 3,8 por ciento menos). Por el contrario, el número de accidentes, un total de 314, ha aumentado respecto el año anterior, cuando se registraron 306.

El año 2016 cerró con 1.160 muertos en las carreteras españolas, lo que supuso un aumento de 29 fallecidos (2,6 por ciento más) respecto a la cifra total del año 2015, cuando 1.131 personas perdieron la vida en las vías del territorio español.

MOTEROS NO REPRESENTADOS

Por su parte, la Plataforma Motera para la Seguridad Vial (PMSV) ha manifestado, en declaraciones a Europa Press, la queja por su exclusión de esta reunión. "No estamos representados y tenemos derecho a estarlo", ha lamentado la vicepresidenta de la plataforma, María José Alonso.

Según asegura, la respuesta de la DGT a la petición de su participación en el Pleno del Consejo de este martes es que era "inviable" porque había "mucha masificación". "No es nuestro problema la masificación", se defiende la vicepresidenta, que recuerda que viene indicado en el organigrama de la DGT que quienes deben componer este Consejo son los organismos sociales, como es el caso de PMSV.

"Parece que somos los últimos de la fila en todos lados", critica la vicepresidenta, que considera que en la actualidad existe una "pandemia" llamada "accidentalidad vial".

Según Alonso, sólo una asociación de motoristas forma parte de este Consejo, la Asociación Nacional de Empresas del Sector Dos Ruedas (ANESDOR), entidad que, a su juicio, representa a los fabricantes de vehículos de dos ruedas, y que representa "sólo la parte económica, pero no la social" del colectivo.

PMSV reclama especialmente que se modifique una orden ministerial con el objetivo de que los sistemas de seguridad en las carreteras sean integrales. Esta modificación implica la colocación de sistemas similares a los denominados 'guardarrailes', pero que sean instalados desde el suelo. De este modo, según asegura Alonso, no sólo mejoraría la protección de los motoristas, sino la de "todos los usuarios".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies