HRW denuncia que las autoridades griegas arrestan a supuestos inmigrantes indocumentados por su aspecto

Actualizado 08/08/2012 17:33:33 CET

LONDRES, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

Human Rights Watch (HRW) ha acusado este miércoles a las autoridades griegas de efectuar redadas para encontrar a supuestos inmigrantes indocumentados basadas "en poco más que en la apariencia física" que "violan leyes internacionales" y "los Derechos Humanos".

Desde el 4 de agosto de 2012, más de 6.000 extranjeros, presuntamente inmigrantes en situación irregular, han sido llevados a comisarías de Policía para ser interrogados. Además, más de 1.500 han sido detenidos por haber entrado ilegalmente en Grecia y serán deportados a sus países de origen.

"Grecia tiene el derecho de hacer cumplir sus leyes de inmigración y, tras un proceso justo, deportar a personas que no satisfagan los requisitos exigidos para residir en el país", ha dicho el subdirector para Europa y Asia Central de Human Rights Watch, Benjamin Ward. Por otro lado, las autoridades griegas "no tienen derecho a tratar a las personas como criminales o a presumir que son inmigrantes sin papeles solo por su raza o etnia" ha añadido.

Según el Derecho Internacional, las expulsiones masivas están "estrictamente" prohibidas. Asimismo, Grecia está obligada a no repatriar refugiados perseguidos o a cualquier persona que corra el riesgo de sufrir torturas. Sin embargo, HRW afirma en el comunicado que las autoridades griegas no han demostrado su capacidad para recibir las peticiones de asilo y para tramitarlas y resolverlas de manera justa.

HRW y otras organizaciones han documentado las condiciones "infrahumanas" que existen en los centros de detención de inmigrantes. Al mismo tiempo que las autoridades griegas tratan de que se cumplan sus leyes de inmigración, tienen que ser "escrupulosas" en lo que se refiere al respeto de los Derechos Humanos de los inmigrantes, ha dicho HRW. Grecia debería ofrecer soluciones eficaces para quienes necesiten protección, ha añadido.

La profunda crisis económica y la mala gestión de los asuntos relativos a la migración y el asilo político en el país ha provocado que el rechazo contra los inmigrantes aumente. Según un informe reciente de Human Rights Watch, la violencia por xenofobia en Grecia ha alcanzado "niveles alarmantes" ante la "inacción" de la Policía.

"La Policía griega tiene la obligación de proteger a los extranjeros de la violencia de la misma manera que lo hace con los ciudadanos griegos" ha declarado Ward.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies