Los peregrinos inundan las calles de Cracovia a la espera de la llegada del Papa a la JMJ

JMJ en Cracovia
C. ALBIACH/AVAN.
Actualizado 27/07/2016 17:18:19 CET

CRACOVIA, 27 Jul. (del enviado especial de Europa Press José María Navalpotro) -

Las riadas de peregrinos que caracterizan las jornadas mundiales de la juventud (JMJ) ya son manifiestas por todas las calles principales de Cracovia, cuyo centro urbano se ve invadido por una multitud internacional que espera la llegada del Papa Francisco este miércoles 27 de julio. Según fuentes de la organización, se espera que con el primer evento multitudinario del Papa este jueves 28 de julio, en el acto de acogida a los peregrinos en el Parque Blonia, la afluencia de peregrinos sea mayor.

"Estamos sorprendidas de tanta gente joven, y de tantísimos países", comentaban Helena (española de ascendencia polaca), Adriana y Lucía, a Europa Press. Estas tres jóvenes, llegadas de Barcelona, se han dado cita en la antigua capital polaca para asistir a la JMJ de forma personal, sin formar parte de ningún grupo. "He venido a escuchar a la persona que está más cerca de Dios, el Papa Francisco. Escuchar qué tiene que decirnos, que será algo tan importante como para convocar a tanta multitud", explicaba Helena.

Por su parte, Adriana comentaba que ha acudido para renovar su fe y tener una mayor intensidad espiritual. "Como dijo ayer el cardenal en la misa de inicio, me debo preguntar cómo volveré a casa, si más cerca de Dios", señala. Estas jóvenes, dos de ellas ligadas al movimiento Comunión y Liberación y la otra al camino neocatecumenal, explican que se han acercado al parque Jordan para confesarse.

El parque Jordan, con cien confesonarios al aire libre es una de las tres "zonas de reconciliación" establecidas estos días, junto al llamado "Valle de la Misericordia" (60 confesonarios), en Lagiewniki, y la basílica de Santa María, en la plaza del Mercado Central. La afluencia de peregrinos es más numerosa por la tarde. Anna, una scout polaca responsable del parque Jordan, ha explicado que hasta ahora (sólo lleva un día completo de funcionamiento), la mayor parte de los que han acudido han sido jóvenes polacos que participan en la JMJ.

Por otra parte, resulta común en otros lugares ver colas de espera de jóvenes ante sacerdotes, esperando confesarse, como ocurría esta mañana en el estadio del Visla, donde tenía lugar una catequesis para jóvenes polacos.

Muchos jóvenes han tomado parte en alguna de las numerosas actividades del llamado Festival de la Juventud, que desde principio de la semana. Este festival incluye una amplia gama de actividades, desde conciertos de diversos tipos de música, a performances o exposiciones (es notable la que expone el Museo de Cracovia, llamada "Mater Misericordiae", con un centenar de pinturas clásicas, desde Donatello a Mantegna, y cuyo tema principal es María) e incluso una Copa Católica, de tres modalidades: fútbol, baloncesto callejero y breakdance.

Este festival de la Juventud incluye encuentros de oración. De hecho, desde este martes hasta el próximo viernes 29 de julio tiene lugar en la iglesia de san Marcos una Adoración al Santísimo, en silencio, que se ha convertido en una de las iniciativas de mayor éxito de la JMJ, y que cuenta con una afluencia continua de jóvenes. El templo expone a veneración también las reliquias de santa Teresa de Lisieux.

Basia, miembro de la comunidad 'Pustelnia' que coordina esta iniciativa señala que en el mundo actual, "tan entregado a hacer una carrera y ganar dinero, una iglesia así es necesaria para cualquiera que quiera entrar un rato y hacerse diversas preguntas: "¿Qué quiero hacer con mi vida? ¿Cuál es el objetivo de mi vida? Uno debería encontrar aquí tiempo para sí y para Dios".

Como en otras ocasiones, también ha tenido gran acogida el Centro de vocaciones, en el estadio de Cracovia, vecino al parque Blonia. El trasiego de jóvenes peregrinos ha sido continuo en esta jornada. Los jóvenes recorren cerca de un centenar de puestos de diferentes órdenes religiosas, centros diocesanos de vocaciones, movimientos e iniciativas de defensa de la vida donde les ofrecen información. Mientras en un puesto de una congregación religiosa polaca compartían el tradicional pan polaco, otro stand permitía hacerse fotos junto a las imágenes en cartón de San Juan Pablo II y del Papa Francisco; los religiosos de San Pablo presentaban pequeños papeles con mensajes de santos; otros regalaban una amplia variedad de "productos": estampas, rosarios, caramelos o bolígrafos.

CARTAS A CRISTIANOS PERSEGUIDOS

En el puesto de Ayuda a la Iglesia Necesitada presentaban cartas para mandar mensajes a los cristianos perseguidos, especificando a qué lugar en concreto se deseaba enviar el mensaje. La responsable del puesto de Verbum Dei, una iniciativa española de espiritualidad que han acudido algunos latinos, pero "cero" españoles, frente a muchos polacos y de habla inglesa.

Sin embargo, una religiosa joven de María Inmaculada, reconocía que su vocación maduró en una JMJ y se confirmó en otra. Finalmente, Geralda, una joven albanesa, que trabaja para la Comunidad de san Egidio, ha destacado el respaldo que supone para sus actividades los mensajes del Papa francisco sobre la inmigración. "Muchas gente ha cambiado su modo de pensar. Nosotros trabajamos mucho con inmigrantes de los campos de refugiados en Líbano. Hemos comprobado que después de cada JMJ hay una notable cantidad de jóvenes que se incorporan a trabajar con nosotros", concluye.