El PSOE pide cuentas al Instituto de la Mujer por echar a trabajadoras de forma "gansteril"

 Ángeles Álvarez
ÁNGELES ÁLVAREZ
Publicado 07/04/2017 14:41:26CET

MADRID, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

El PSOE ha pedido este viernes en el Congreso de los Diputados la comparecencia de la directora del Instituto de la Mujer, Lucía del Carmen Cerón, tras conocerse el despido de ocho trabajadoras de este organismo que habían denunciado su situación laboral por el encadenamiento de contratos de obras y servicios.

La portavoz de Igualdad del PSOE en la Cámara Baja, Ángeles Álvarez, ha denunciado que estos despidos son consecuencia de un "comportamiento gansteril" de la directiva de esta institución hacia sus trabajadoras, así como "una temeridad desde el plano funcional". Para la diputada, apartar a unas empleadas, técnicas de la institución, "con años de experiencia en fondos estructurales", "debilita" al propio instituto.

"Esta represalia se suma a los ataques que sufre la institución desde la llegada del PP al Gobierno que ya eliminó el Instituto de la Mujer como organismo especifico, y ha sufrido recortes presupuestarios que tratan de invalidarle", ha recordado la socialista.

SITUACIÓN ECONÓMICA

De hecho, la petición de comparecencia también reclaman que Cerón explique la situación de la gestión de los programas y Fondos Estructurales de la Unión Europea en materia de igualdad de su organismo, después de que el Ejecutivo haya suprimido sus ayudas económicas.

"Están desmantelando de facto organismos especializados que han sido claves para el impulso de medidas a favor de la igualdad y que resultan esenciales para las exitosas estrategias a favor de los cambios que demanda las mujeres", ha señalado.

Se trata de una opinión compartida por UGT, quien ha señalado que el PP está "vaciando totalmente de contenido el Instituto de la Mujer". Además, ha denunciado el nombramiento de la directora, quien en una entrevista defendió la temporalidad del empleo para la mujer porque ésta busca un trabajo "pequeño para ser una ayuda a la carga familiar".

UN RETROCESO

A su juicio, "estas declaraciones son incompatibles con el cargo que ostenta y contradicen las funciones y objetivos del Instituto que trata de promover y fomentar la igualdad de ambos sexos, facilitando las condiciones para la participación efectiva de las mujeres en la vida política, cultural, económica y social".

Para UGT esta situación es un "retroceso" que viene a confirmarse con el despido de las trabajadoras. "Han sido represaliadas y castigadas por reclamar sus derechos. Las cambian de funciones y de puesto de trabajo, las aíslan del resto del funcionariado y les asignan labores por debajo de su experiencia, capacidad y cualificación profesional. Y cuando denuncian esta situación son despedidas", ha apuntado el sindicato, quien señala que esta situación se venía denunciando desde hace tiempo.

Finalmente, ha destacado que, a lo largo del año que ha durado la situación de estas empleadas, la dirección del Instituto de la Mujer no ha tratado de ponerse en contacto con ellas, mostrando así "un absoluto desprecio por ellas y por sus derechos laborales".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies