La Semana Santa comenzará con lluvia y frío aunque a partir del lunes progresará el tiempo estable y temperaturas suaves

La Quinta Angustia. Foto Archivo
SEMANA SANTA PALENCIA - Archivo
Publicado 20/03/2018 15:42:55CET

   MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Las precipitaciones serán probables y el ambiente estará frío en gran parte de la Península y Baleares desde el viernes hasta el Domingo de Ramos, aunque a partir del próximo lunes y sobre todo el martes la predicción apunta a una progresiva tendencia a la estabilidad y a temperaturas más primaverales, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

   La portavoz de la AEMET, Ana Casals, ha señalado a Europa Press que este martes y miércoles, los dos primeros días de la primavera, están teniendo temperaturas en promedio más frías de lo normal para estas fechas.

   "Hay anomalías de 10 grados centígrados negativos, sobre todo en las máximas que de hecho, este lunes no han superado los 0 grados centígrados en algunos puntos. No es normal a 20 de marzo, aunque está en línea con los episodios de frío frecuentes de este invierno", ha comentado.

   Así, de cara a la Semana Santa, la portavoz prevé que aunque de media la próxima semana se mantendrá con una anomalía fría respecto a los valores medios normales en toda España, excepto en Levante, será mucho menos marcada que la de esta semana. "Ya no hará tanto frío", ha añadido.

   En cuanto a las precipitaciones, prevé que aunque desde este viernes hasta el lunes santo se producirán lluvias en buena parte de la Península y Baleares, la próxima semana "ya solo" habrá anomalía húmeda en el área Cantábrica y en la vertiente norte de Pirineos, por lo que confía en que en promedio, la Semana Santa será "más seca que esta".

   Hasta entonces, ha precisado que este miércoles se prevén precipitaciones débiles en el área Cantábrica, Alto Ebro, vertiente norte de Pirineos, donde nevará de forma débil en cotas bajas, norte de Baleares y norte de las Islas Canarias de mayor relieve. En el resto de España no se esperan precipitaciones y en general el tiempo estará poco nuboso, con temperaturas máximas que subirán ligeramente.

   Respecto al jueves, ha indicado que solo se producirán algunas precipitaciones débiles a primeras horas del día en el Cantábrico oriental, Alto Ebro y Baleares y a última hora del día en Galicia y en las zonas limítrofes del noroeste peninsular.

   En el resto del país, no se prevén precipitaciones y en general se esperan cielos poco nubosos. De hecho, la AEMET considera "muy significativo" el aumento notable de las temperaturas diurnas en la mitad norte de la Península, aunque las nocturnas seguirán siendo aún muy frías.

   De nuevo el viernes llegarán a la Península varios frentes atlánticos que provocarán precipitaciones "muy generalizadas" en la mayor parte de la Península y en Ceuta aunque la probabilidad será menor en Melilla y levante.

   Podrían ser fuertes o persistentes en el noroeste peninsular, entorno del Sistema Central y Andalucía. En cuanto a la cota de nieve, la AEMET señala que comenzará por encima de 1.500 metros aunque terminará el día en unos 800 metros de altura al tiempo que las heladas se restringirán a zonas de montaña.

   El sábado seguirán las precipitaciones en gran parte de la Península, Baleares, Ceuta, Melilla y norte de las islas Canarias de mayor relieve y tendrán menor probabilidad en el cuadrante suroeste peninsular. Así, podrían ser fuertes o persistentes en el área cantábrica y en Baleares y la cota de nieve seguirá en torno a los 800 metros, aunque estará un poco más alta en el sur, con un ambiente frío diurno.

   El domingo de Ramos seguirán las precipitaciones en gran parte de la Península, Baleares, Ceuta y Melilla aunque serán menos probables en el Levante Peninsular y seguirá el ambiente frío diurno, con una cota de nieve similar a la del día anterior.

   En cuanto a la próxima semana, de lunes a miércoles muy probablemente "se irá imponiendo progresivamente una situación anticiclónica", según la AEMET que apunta a que la mayor nubosidad y mayor probabilidad de precipitaciones se concentrará en Galicia, área cantábrica y vertiente norte del Pirineo. El lunes las precipitaciones aún podrían ser significativas en el área cantábrica.

   En el resto de la Península y Baleares no habrá precipitaciones y en general se prevén cielos poco nubosos, sobre todo a partir del martes. En Canarias, la mayor nubosidad y probabilidad de precipitaciones estará en el norte de las islas de mayor relieve y seguirán con régimen de vientos alisios.

   Ese día las temperaturas se irán acercando más a los valores normales y serán ya "más agradables y primaverales" especialmente a partir del martes.

   De momento, la AEMET contempla que el escenario "más probable aunque con incertidumbre" es que continúe la misma tendencia a partir de Jueves Santo.

   En todo caso, añade que a partir de este miércoles, 21 de marzo, la AEMET publicará cada día una predicción especial que irá actualizándose en su página de Internet.