La escuela de Hostelería de la Diputación de Cádiz abre el curso con el reto de revalidar sus índices de empleabilidad

La delegada de Igualdad, Juventud y Educación en Diputación, Isabel Moya
DIPUTACIÓN DE CÁDIZ. CARMEN ROMERO
Publicado 17/09/2018 14:40:19CET

CÁDIZ, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

La delegada de Igualdad, Juventud y Educación de la Diputación de Cádiz, Isabel Moya, ha inaugurado el curso académico 2018/2019 en la Institución Provincial Fernando Quiñones, centro que ejerce de escuela de Hostelería y que tiene por reto revalidar sus índices de empleabilidad del año pasado.

La Diputación ha señalado en una nota que en esta escuela, ubicada en Cádiz, se imparten los ciclos formativos de grado medio de Cocina y Gastronomía, y de Servicios en Restauración; grado superior de Dirección de cocina, y de Gestión de alojamientos turísticos, y que el acto oficial de apertura del presente curso se ha dirigido al alumnado de grado medio de Cocina y Gastronomía, tanto a los de nuevo ingreso como a los de segundo curso.

Según ha valorado la escuela, el centro acredita cada año unos "notables índices de inserción laboral". Así, su director, Miguel del Barrio, ha indicado que en el caso de Cocina y gastronomía, el porcentaje llega prácticamente al cien por cien, si bien muchas contrataciones están condicionadas por la temporalidad del sector turístico y cesan en octubre. "Es necesario acabar con este problema y procurar que el turismo aporte empleo todo el año", ha manifestado al respecto.

Por su parte, Isabel Moya ha destacado la necesidad de "estar al tanto de un sector que es muy cambiante e innovador, tal como se puede comprobar por ejemplo en el ámbito de las nuevas tecnologías de la información", además de insistir en la necesidad de adquirir un conocimiento fluido del inglés.

A finales de octubre se prevé la reanudación de los jueves gastronómicos, que permiten al alumnado probar sus conocimientos ante comensales; siguen desarrollándose los programas Erasmus, las prácticas en establecimientos hoteleros y hosteleros de primer nivel, así como las clases de reconocidos profesionales. Sobre este último aspecto se contempla un próximo foro formativo dedicado a las posibilidades culinarias de la carne de caza.

La escuela suscita cada año una "enorme demanda", ya que sólo para matricularse en el citado ciclo se han presentado más de cien solicitudes para un cupo máximo de 22 estudiantes. Sumando todos los cursos de cada grado, son unos 200 alumnos los que convergen en la Institución Provincial Fernando Quiñones.