Actualizado 08/12/2008 12:27 CET

Granada.-Innova.-El Parque Tecnológico de la Piedra de Loja que construirá Tino Stone culmina su tramitación burocrática

GRANADA, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Parque Tecnológico de la Piedra de Loja (Granada) que promueve el grupo Tino Stone, dedicado a la producción y comercialización de texturas y complementos en piedra natural, ha culminado su tramitación burocrática, por lo que las obras podrían comenzar en breve espacio de tiempo.

Así lo señaló a Europa Press el alcalde del municipio granadino, Miguel Castellano (PSOE), quien informó de que ahora es la empresa la que deberá entregar en el Consistorio el proyecto de urbanización y el de parcelación, un paso más que tendrá "una aprobación rápida", puesto que es un trámite "donde no hay mucho margen".

Para la puesta en marcha del parque, el Ayuntamiento aprobó una innovación en el planeamiento urbanístico del municipio, ya que el suelo estaba en principio catalogado como rústico, por lo que había que modificarlo a industrial.

En cuanto al retraso en su tramitación, Castellano explicó que el expediente de innovación es un documento "complicado", puesto que requiere de numerosos informes sectoriales, como los ambientales, de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), o de afección del trazado del futuro AVE.

Así, hasta que todos los documentos no estuvieron a disposición municipal, no fueron enviados a la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio, que emitió finalmente un informe favorable.

En ese sentido el proyecto cuenta con la "puesta a punto" para el inicio de las obras, que dependerán de la empresa promotora, que prevé una inversión de 30 millones de euros en la construcción del parque, que ocupará una superficie total de 470.000 metros cuadrados.

En él se situarán la nueva sede central de la compañía, naves de tratamiento de piedra natural, un centro de logística, desde el que se distribuirán sus productos a Europa y Estados Unidos, y unos almacenes con capacidad para 35.000 toneladas de productos.

Además, contará con una tienda propia y un laboratorio, como el que ya posee el Centro Tecnológico Andaluz de la Piedra, en el que se investigarán procesos productivos y nuevos materiales.