Actualizado 29/09/2009 17:42 CET

Diputación reprueba las declaraciones de Robles (PP) por su alusión "indigna" a la hija de Álvarez de la Chica

GRANADA, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El pleno de la Diputación de Granada reprobó hoy con los votos a favor del equipo de gobierno (PSOE e IU) las declaraciones de hace unas semanas del diputado y portavoz del PP en la institución, José Antonio Robles, por su alusión "indigna, falsa y lamentable" a la hija menor de edad del secretario general del PSOE de Granada, Francisco Álvarez de la Chica, al que acusó de favorecer la dimisión de un diputado socialista para que fuera sustituido por su yerno.

En un Salón de Plenos abarrotado por alcaldes socialistas y 'populares' que quisieron mostrar su apoyo al diputado que accedió al cargo en cuestión, Iván López Ariza, por un parte y a Robles por otra, el portavoz del grupo socialista, José María Aponte fue el encargado de exponer los motivos para la reprobación.

"En los debates políticos no vale todo, hemos de cumplir unas mínimas reglas de rigor y ética, no se debe cruzar la línea de la infamia, dañar honorabilidad y todo ello por obtener una rentabilidad política", defendió Aponte en la moción presentada por su grupo, que además entiende que Robles "no es el adecuado para ejercer su cargo, debiendo dimitir del mismo si le queda algo de coherencia política". "El señor Robles, para criticar la incorporación de un nuevo diputado, puede tener 1.001 razones, pero ninguna tiene que entrar en lo personal", precisó.

Por su parte, la portavoz de IU , María Asunción Pérez Cotarelo insistió en la gravedad de las declaraciones de Robles, no sólo por que han dañado a López Ariza, sino porque incluyó a la familia de un político, "que es su hija y además menor de edad". En ese sentido, consideró que la reprobación debería ir más allá, y pidió la dimisión del 'popular', solicitando al grupo del que es portavoz "que controlen su incontinencia verbal, que les juega muy malas pasadas". "Que abandonen esa típica forma de hacer política de derechas que es la de difama, que algo queda", dijo.

El PP respondió en boca de su diputado José Torrente, quien recordó que Robles ya pidió disculpas por su error, por lo que dijo no entender las razones de la reprobación planteada hoy. Torrente acusó de "hipócritas" a los socialistas por incluir en su discurso a una menor "cuando por otro lado permiten a las niñas que aborten sin tener el permiso de los padres" y consideró que la reprobación, más que dirigirse contra Robles, se emite contra la "libertad" de su grupo político.

El diputado 'popular' hizo además un repaso a varios municipios de la provincia, en cuyos ayuntamientos los socialistas se han cruzado insultos con los representantes del PP y se preguntó dónde se marca el nivel de reprobación. En este punto, incluyó en su exposición al jefe de Informativos de la Cadena Ser en Granada, Agustín Martínez.

CRÍTICAS A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

"¿Lo marca Agustín Martínez, que es un periodista que ha faltado continuamente al respeto al PP, que ha vilipendiado al alcalde de Lanjarón, que aparece en la feria de Baza en el mismo coche que Álvarez de la Chica, que trabaja en una empresa a la que Diputación paga mucho dinero, el mismo que acusó al Ayuntamiento de Granada de relación con la trama Gürtel y que no ha pedido disculpas por ello?", inquirió.

Para Torrente, "socialistas y comunistas" quieren que los 'populares' "les regalemos nuestra libertad". "El PP tiene pensamiento propio y este debate es absolutamente artificial. Ustedes son magníficos alumnos de la escuela de la hipocresía", mantuvo Torrente, para quien el equipo de gobierno "no pretende construir una Granada mejor, sino reprobar ideas" para sacar, según dijo, "rentabilidad política". "Quieren hablar de la actitud del portavoz para no hablar de la subida de impuestos", apuntó.

Para cerrar el debate intervino el presidente de la Diputación, Antonio Martínez Caler, quien tuvo que llamar en diversas ocasiones al público por sus aplausos y comentarios al respecto, y precisó que la reprobación pretende mostrar su rechazo a las declaraciones de Robles por haber vulnerado "los principios básicos del comportamiento".

Martínez Caler consideró que Torrente "ha perdido los papeles", convirtiendo la moción en algo "monstruoso", puesto que, durante su intervención, a su juicio, ha cometido "torpezas enormes", como asegurar que la institución "compra a los medios para que digan lo que nosotros queremos", que son "acusaciones públicas en un pleno".

De los 15 diputados socialistas, sólo Iván López Ariza se abstuvo en la reprobación, mientras que los once diputados 'populares' votaron en contra.