Se elevan a 161 los afectados por listeriosis y los ingresados aumentan a 82

Actualizado 22/08/2019 14:55:27 CET
Imágenes de recursos del Hospital Uiversitario Virgen del Rocío.
Imágenes de recursos del Hospital Uiversitario Virgen del Rocío. - María José López - Europa Press

SEVILLA, 22 Ago. (EUROPA PRESS) -

   La Consejería de Salud y Familias ha confirmado 29 nuevos casos de infección por Listeria monocytogenes desde el inicio de la alerta activada el pasado 15 de agosto, de forma que son actualmente 161 casos confirmados. El número de pacientes hospitalizados es de 82 (53 el día anterior), de ellos 28 son mujeres embarazadas (el día anterior eran 23).

   Así lo ha indicado en declaraciones a los periodistas en Sevilla el portavoz del gabinete técnico creado por la Consejería de Salud y Familias para el seguimiento del brote de listeriosis, José Miguel Cisneros, quien ha apuntado que de los 29 nuevos casos de infección por esta bacteria, 23 de ellos han sido en Sevilla, uno en Cádiz, cuatro en Huelva, uno en Granada y cero en Málaga.

   Además, ha indicado que actualmente se encuentran tres pacientes en la UCI (igual que el día anterior), mientras que no ha hay ningún recién nacido afectado y ningún fallecimiento tras la muerte el pasado lunes de una mujer de 90 años en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. La distribución de las personas ingresadas por provincias es la siguiente: Sevilla, 64; Huelva, 10; Málaga, 4; Cádiz, 2; Córdoba, 2; Granada, 1; en el resto de provincias andaluzas no hay ingresados.

   José Miguel Cisneros ha querido también lanzar un mensaje de tranquilidad a la población y ha insistido en que la mayoría de los afectados que han comido el alimento contaminado y han desarrollado la enfermedad se encuentran asintomáticas en sus domicilios. Además, ha señalado que la mayoría de las personas que se encuentran hospitalizadas están también recuperándose.

   En cuanto al resto de la población que no ha comido el producto contaminado, ha recordado que "no van a tener la infección porque sólo se transmite si se ha comido el alimento contaminado". Por este motivo, Cisneros ha pedido que "todos contribuyan a que se atienda a los pacientes que realmente lo necesitan" y ha resaltado que "si no han comido la carne contaminada no tienen por qué consultar nada ni acudir a urgencias".

   Por otra parte, ha querido poner en valor el trabajo de los profesionales sanitarios por su trabajo "extraordinario", ya que ha explicado que solo a la urgencia del Virgen del Rocío de Sevilla han acudido este miércoles un 23% más de personas, por lo que, ha insistido, es un problema que "requiere la colaboración de todos" y "hay razones para mantener la calma". También ha agradecido a los medios de comunicación que transmitan la información contrastada y certificada.

   Asimismo, ha insistido en que se ha inmovilizado el resto de productos fabricados por la empresa y se están realizando los análisis oportunos, "de los que aún no están disponibles los resultados". También ha querido dejar claro que la inmovilización "ya estaba hecha antes de que lo dijera la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo".

   No obstante, José Miguel Cisneros ha insistido en que ahora mismo "se tiene la certeza" de que todos los casos vistos en la encuesta epidemiológica "son pacientes que han consumido esta determinada carne mechada", de modo que el comportamiento de este brote "es un elemento contaminado con una gran distribución y que fue retirado el 15 de agosto". De este modo, ha pedido "olvidar" la contaminación cruzada y "poner sentido común y si hay dudas, consultar al médico".

   Sobre el origen de la contaminación, el experto ha señalado que "está en fase de análisis" y que es un proceso "complejo". "Es imprescindible averiguar cómo se produjo la contaminación, porque no es normal, y esto tiene el añadido de la complejidad, necesita tiempo e información contrastada", ha precisado, para añadir que "lo importante, desde un punto de vista práctico, es que el producto está identificado".

   Por tanto, ha insistido en que esto está "en investigación" y ha manifestado que "cuando esos informes sean certificados esa información será pública y todos sabremos qué ha sucedido para que no se vuelva a repetir y los errores tengan las consecuencias que tengan que tener".

LA ALERTA SANITARIA INTERNACIONAL "ES UN MEDIDA GARANTISTA"

   Por otra parte, y sobre a alerta sanitaria internacional, Cisneros ha afirmado que "esto es una medida garantista y no alarmista, consecuencia de la globalización que permite que una persona pueda estar hoy en Sevilla y mañana en Singapur".

   Por último, y preguntado sobre el caso del hombre fallecido por listeriosis en Torrelavega (Cantabria), Cisneros ha valorado la rapidez con la que se ha dicho que "no tiene relación con el brote de Andalucía", toda vez que ha asegurado que "todos los años hay brotes esporádicos de infección por listeriosis y que puede producir la muerte". "Estamos ante una infección con muchas caras y es muy importante respetar los criterios profesionales", ha añadido.

   La Consejería de Salud y Familias, a través del procedimiento habitual para alertas alimentarias a nivel nacional establecido en el Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI), ha trasladado toda la información disponible a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (EASAN).

   Los servicios oficiales de inspección de los distritos sanitarios dependientes de la Consejería de Salud y Familias siguen haciendo intervenciones para la retirada efectiva de todo el producto de todos los establecimientos en los que se identifica que ha habido distribución del producto.

ALERTA SANITARIA

   La Consejería de Salud y Familias, a través de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, decretó el pasado 15 de agosto una alerta sanitaria sobre el producto de carne mechada con el nombre comercial 'La Mechá', fabricado por la firma Magrudis, con domicilio en Sevilla capital, tras comprobar que este producto es el agente causante de los brotes de listeriosis registrados en Sevilla en las últimas semanas.

   Desde la citada fecha, Salud y Familias ha informado a los ciudadanos de que dejen de consumir el citado producto a través de comunicaciones en prensa y en las redes sociales. La alerta sanitaria, activada tras el desarrollo de los protocolos y de las inspecciones oportunas, ha significado la retirada del citado producto de la venta y consumo y el aviso de la misma a la ciudadanía.

   El día 16 de agosto, el siguiente a la activación de la alerta sanitaria y menos de 24 horas después de que ésta fuera decretada, el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, compareció ante los medios de comunicación en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla junto al subdirector de Protección de Salud, Jesús Peinado, para informar sobre el estado de las personas ingresadas y la evolución del brote.

   Peinado describió ante los medios las características de la enfermedad para prevenir a la población. Aunque la investigación sobre listeria estaba en curso con anterioridad, no fue hasta el día 14 de agosto cuando Salud y Familias tuvo las evidencias sólidas que permitieron asociar sin duda la causa de los brotes a la carne mechada de la empresa en cuestión. La Consejería hizo pública la alerta en menos de 24 horas tras obtener las evidencias definitivas.

Contador