Blasco critica la "exasperante lentitud" del Gobierno central en las obras de regulación de los regadíos en Aragón

Reunión de la Comisión del Agua de Aragón.
Reunión de la Comisión del Agua de Aragón. - GOBIERNO DE ARAGÓN
Publicado: jueves, 11 julio 2024 12:59

ZARAGOZA, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Medio Ambiente y Turismo, Manuel Blasco, ha criticado la "exasperante lentitud" con la que el Gobierno de España aborda la ejecución de las obras de regulación de los regadíos en Aragón y ha insistido en que en esta comunidad autónoma "no sobra agua".

De hecho, ha explicado Blasco, "en Aragón hay muchísimas hectáreas que se están perdiendo de cultivos agrícolas y tenemos que almacenar el agua cuando hay", como ocurre en la actualidad. Sin embargo, "hay obras que llevan 10, 12 o 15 años en ejecución y todavía quedan varios años", en referencia a los embalses de Almudévar, Mularroya o La Loteta.

En este sentido, ha citado como "obra emblemática que no tiene explicación" en recrecimiento del embalse de Yesa, que está pendiente de un modificado, pero que el Ministerio "parece no tener ningún interés en desbloquear y autorizar". Mientras tanto, ha lamentado el consejero autonómico, "los agricultores de Aragón no pueden regar por las obras de regulación de nuestros ríos" que, en casos como el Pirineo o la serranía turolense "son casi barrancos".

Así lo ha expresado Manuel Blasco este jueves, en declaraciones a los medios de comunicación antes de participar, junto al director gerente del Instituto Aragonés del Agua (IAA), Luis Estaún, en la sesión ordinaria de la Comisión del Agua de Aragón en la que está previsto constituir el pleno y la comisión permanente, además de informar sobre las actuaciones del IAA y del seguimiento del Pacto del Agua.

PLAN DE DEPURACIÓN DE AGUAS

Manuel Blasco ha indicado que el convenio entre el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y el Gobierno de Aragón, que contemplaba una actuación integral en todas la comarcas pirenaicas para la depuración de aguas, concluirá en esta legislatura.

"Prácticamente, la totalidad de las poblaciones importantes del Pirineo tendrán sus aguas depuradas", ha celebrado Manuel Blasco, señalando que la última de ellas es la de Torla, puesta en marcha hace unas semanas y se suma a las que están en proceso de licitación y a otras en el resto de la comunidad autónoma.

En esta línea, Luis Estaún ha precisado que a finales de esta legislatura, cuando culminen las adjudicaciones y obras en marcha, se prevé que la carga contaminante del Pirineo depurada sea del 85 por ciento. "Nos quedará todavía ese 15 por ciento que es más complicado, que son pequeñas poblaciones y que tenemos que abordar ya con técnicas mucho más sencillas de depuración y de tratamiento de las aguas", ha agregado.

En la actualidad, el porcentaje es del 70 por ciento, una cifra que, a su juicio, refleja la rapidez con la que se está interviniendo, dado que ya se ha puesto en marcha la depuración en núcleos muy importantes, como Sallent de Gállego y Benasque.

Por otro lado, Manuel Blasco ha hecho referencia al proyecto europeo 'Ebro Resilience', que cuenta con fondos del Gobierno de España y de la Unión Europea, destinado a mitigar las afecciones del río en caso de riadas. "Está funcionando bien y se están consensuando las medidas con los municipios", ha observado el consejero del ramo.

OTRAS INTERVENCIONES

Acerca de las balsas laterales del Matarraña, "una obra que está al 40 o 50 por ciento de ejecución, aproximadamente", Blasco ha destacado su "vital importancia" para el entorno de las cuencas del Guadalope y el Matarraña, "que lo están pasando muy mal".

Tanto los embalses de la margen izquierda del Ebro como los del Pirineo "tienen agua en este momento", pero los de la margen derecha, ha advertido Blasco: "Están en una situación alarmante y dramática". Ha añadido que en la cuenca del Guadalope se han solicitado sondeos excepcionales para salvar los árboles, puesto que la cosecha, por ejemplo de melocotón, "se daba por perdida o casi por perdida".

Con respecto a la elevación de aguas del Ebro a Andorra (Teruel), Blasco ha expuesto que se trata de una zona del Bajo Aragón y del Bajo Martín que tiene las aguas del río a escasos cinco kilómetros "y no pueden regar porque no pueden elevar el agua", por lo que ha emplazado a actuar.

EMERGENCIA

En otro orden de cosas, Estaún ha anunciado que se ha diseñado una convocatoria de subvenciones para actuaciones de emergencia para dar respuesta a necesidades de abastecimiento de agua en núcleos como Mirambel, que se enfrentan a problemas de suministro.

"Vamos a intentar convocar lo antes posible para dar respuesta a esas necesidades de abastecimiento que van a tener estos núcleos en los próximos meses", ha afirmado Estaún.

Contador