Consumo recomienda evitar las compras por impulso y comparar precios durante las rebajas

Publicado 30/06/2019 9:30:02CET
Rebajas Verano. Zaragoza.
Rebajas Verano. Zaragoza.EUROPA PRESS - Archivo

ZARAGOZA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de Consumo del Gobierno de Aragón ha recomendado evitar las compras por impulso y comparar precios durante las rebajas. Así, como ha hecho un llamamiento a los ciudadanos para que adquieran durante este periodo de descuentos productos necesarios.

Para evitar las compras por impulso, Consumo recuerda realizar una lista con los artículos que se necesitan y fijar la cantidad máxima que se desea gastar, además de comparar los precios y calidades de los productos en los distintos establecimientos.

También se debe consultar la política de cambios y devoluciones del establecimiento, que puede estar indicada en su cartelería y tickets de compra, así como guardar el resguardo de su compra, ticket o factura para posibles cambios.

El aumento del pago con tarjeta, las compras financiadas o las aplicaciones para móviles que permiten comprar de manera sencilla y rápida, ha provocado el descenso de las compras en efectivo que podría considerarse una forma de control de gasto; ante esta situación Consumo recuerda a los usuarios ser prudentes y reflexionar a la hora de adquirir los productos.

Respecto a los establecimientos comerciales, estos están obligados a informar del precio anterior del producto rebajado. Además, no pueden rebajar productos defectuosos.

El jefe de Servicio del Consumidor, Carlos Peñasco ha subrayado que la rebaja del precio nunca debe implicar una rebaja de calidad ni merma de derecho o garantías de los consumidores. Y recomienda adquirir los productos en establecimientos adheridos al Sistema Arbitral de Consumo.

La venta de saldos o outlet son otras modalidades de venta que no deben ser objeto de confusión, aunque estos productos también tengan una rebaja en el precio.

COMPRAS POR INTERNET

Si durante las rebajas se van a realizar compras por Internet, el consumidor debe saber que el plazo de entrega de la compra no debe superar los 30 días naturales, salvo que se haya pactado otro plazo distinto.

En caso de que el producto o servicio contratado no haya sido entregado, el consumidor deberá ser informado de esa falta de disponibilidad y podrá recuperar el dinero que se haya abonado.

Cuando haya un retraso injustificado en la devolución del dinero por parte del empresario, el consumidor podrá reclamar que se les pague el doble del importe adeudado, además de su derecho de ser indemnizado por los daños y perjuicios sufridos.

El usuario también tiene derecho a desistir en el plazo de 14 días naturales, desde la recepción del producto o la formalización del contrato.

El jefe de Servicio del Consumo ha aconsejado mirar en la página web donde se va a realizar una compra los datos de la empresa como su domicilio, teléfono y horario de atención al cliente. "Esa información es obligatoria y si no figura debemos desconfiar del vendedor".

Peñasco también ha apuntado que hay que realizar la compra desde equipos seguros: "Nunca debemos hacer compras desde redes wifi abiertas". Además, ha incidido en que hay que conservar siempre el justificante de compra por posibles incidencias, demoras en la entrega o reclamaciones.

Ante cualquier duda los ciudadanos pueden acudir a las Asociaciones de Consumidores, Oficinas Municipales y Comarcales de Información al Consumidor, o a los Servicios Provinciales del Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales.

La Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios ofrece el teléfono gratuito de atención al consumidor (900121314) o al correo electrónico consumo.doc@aragon.es para resolver las dudas sobre las rebajas u otras cuestiones que les afecten como consumidores.

Para leer más