El Gobierno de Aragón trabaja para mejorar la seguridad de la carretera N-II entre Fraga y Alfajarín

Actualizado 07/07/2008 20:35:00 CET

HUESCA, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes del Gobierno de Aragón, Alfonso Vicente, aseguró hoy que el Ejecutivo autónomo está "muy sensibilizado" con la seguridad en la carretera N-II y la necesidad de buscar una solución, principalmente en los 50 kilómetros entre Fraga y Alfajarín.

Alfonso Vicente se pronunció así en el marco de la firma de un convenio con el Ayuntamiento de Huesca. El responsable de Obras Públicas aseguró que ya se han mantenido encuentros tanto con la administración central, como con las empresas concesionarias.

En este sentido, Vicente afirmó que han mostrado su voluntad de participar en las soluciones que se adopten, aunque la competencia de la vía sea estatal.

Según el consejero, el Ministerio de Fomento es quien "sobre todo tiene que tomar la iniciativa, pero, desde luego, nosotros estamos muy sensibilizados con el problema y estamos dispuestos a participar en la solución, parcial o definitiva, que se le dé".

En esa línea, agregó, "hemos instado a las partes a seguir hablando para ver qué soluciones podemos aportar". La siniestralidad de la carretera N-II es elevada ya que desde 2005 un total de 35 personas han perdido la vida en ese tramo de 50 kilómetros, en los más de 200 accidentes que han tenido lugar.

Los trabajadores del sector del transporte se ha concentrado hoy en la capital aragonesa para dejar patente su malestar por esta situación. Con esta movilización piden que se desdoble la carretera N-232 y se libere el peaje de la autopista AP-2 para reducir el número de accidentes mortales.

La Federación del transporte de UGT no descarta llevar a cabo más iniciativas si no se desdoblan estos tramos carreteros, como reunirse con los alcaldes de las poblaciones afectadas para tomar medidas de forma conjunta.