El objetivo de CHA en las elecciones será "crecer" y reeditar una mayoría de izquierdas para gobernar

José Luis Soro, posando en el Palacio de la Aljafería
EUROPA PRESS
Publicado 07/10/2018 11:49:38CET

El consejero defiende que "hay un antes y un después" de su gestión en materia de infraestructuras y vivienda

ZARAGOZA, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Chunta Aragonesista (CHA) y consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, José Luis Soro, ha asegurado que el objetivo de su formación en las próximas elecciones autonómicas y municipales de 2019 será "crecer" y lograr que se reedite una mayoría de izquierdas que permita conformar de nuevo un gobierno "de izquierdas y aragonesista".

En una entrevista concedida a Europa Press, Soro ha estimado que se han cumplido los objetivos que llevaron a CHA a unirse en coalición de gobierno con el PSOE en esta Comunidad, al sostener que "no firmamos un decálogo para un rato", sino que "diseñamos una hoja de ruta de transformación social y eso no se hace en cuatro años", ya que esos proyectos "van mucho más allá".

Por eso "es necesario que sigamos gobernando tras las elecciones de 2019", dado que "a pesar de las dificultades, de la minoría parlamentaria y de los vaivenes de Podemos, hemos conseguido grandes objetivos" en educación, sanidad, servicios sociales, economía y en infraestructuras.

Así, de cara a los comicios del próximo año "tenemos que tener un objetivo muy claro que es reeditar en 2019 la mayoría de izquierdas, no nos podemos permitir que la derecha vuelva a gobernar en Aragón", para poder continuar desarrollando "la agenda social y aragonesista".

Soro ha pedido a todos los partidos "claridad" para que los votantes sepan "qué va a pasar con su voto, para qué sirve", insistiendo que quien confíe en CHA ya sabe que su voto "sirve para cumplir el compromiso de conformar un gobierno de izquierdas y aragonesista".

Mientras que en 2015 "el objetivo electoral era no desaparecer, ahora es crecer, recuperar espacio, ha cambiado radicalmente la situación", ha aseverado Soro, al confiar en que los aragoneses valoren el trabajo que se ha hecho en estos tres años de gobierno y al frente de otras instituciones como el Ayuntamiento de Zaragoza, donde la legislatura ha sido "complejísima" y se ha mostrado satisfecho del trabajo de sus compañeros del grupo municipal.

"QUE LA GENTE GANE LAS ELECCIONES"

José Luis Soro ha dicho lo siguente: "Espero subir, pero me preocupa muchísimo más la suma, más que los escaños concretos de CHA me preocupa que las fuerzas de izquierda alcancemos al menos 34 escaños para que esa mayoría parlamentaria de izquierdas permita que vuelva a formarse un gobierno de izquierdas". "No quiero ganar las elecciones, quiero que la gente gane las elecciones porque gracias a su voto pueda conformarse de nuevo un gobierno de izquierdas".

Ha reconocido que desearía que Chunta "tuviera mayor espacio", aunque "ser un partido minoritario permite independencia de criterio, libertad de acción y una coherencia con lo que se dice enorme", además de que responde estrictamente a los intereses de Aragón.

"El papel de CHA es impregnar del socialismo y el aragonesismo más modernos y solidarios a las políticas de los gobiernos", ha manifestado, al comentar que le entran "temblores" cuando alguien en política se plantea las cosas como "ganar o perder". Ha agregado: "CHA nació con vocación de sumar, lo importante es participar en los proyectos y me siento un privilegiado, porque para un aragonesista formar parte del gobierno de mi país y ser diputado de las Cortes es un auténtico privilegio".

"ERA NECESARIO"

Continuando en clave electoral, el presidente de CHA ha estimado que los comicios autonómicos y municipales siempre se desarrollan "en clave muy estatal". El Gobierno del socialista Pedro Sánchez "era necesario". "Había que expulsar a los corruptos del gobierno sea como sea y se cumplió, asumió un riesgo enorme de gobierno y vamos a ver cómo se desarrolla", aunque "lo tiene muy complicado".

A Ciudadanos, "se le va cayendo la careta, ya vamos viendo que es la derecha de toda la vida maquillada de modernidad", mientras que el PP de Pablo Casado "no es la derecha de toda la vida, es la derecha de antes de la de toda la vida, ha sido un retroceso brutal a los tiempos del Aznarismo".

"UN ERIAL"

Por otra parte, el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda ha realizado un balance de los más de tres años de gestión al frente de este departamento que asumió en 2015, "en una situación muy complicada" desde el punto de vista presupuestario porque "el anterior gobierno PP-Partido Aragonés había desguazado el estado del bienestar, tenía una posición sumisa con Madrid, Aragón no pintaba nada porque la derecha no se cree Aragón y su potencial".

"Partíamos de cero, me encontré en el departamento un erial en el que las capitanas iban rodando por el despacho, no se había hecho nada y hubo que tomar una decisión política" que pasó por focalizar los esfuerzos del Gobierno, en los dos primeros años, en las políticas sociales para reconstruir la sanidad pública, la educación.

Al priorizar lo social, "hubo una ralentización de la inversión pública", porque "las carreteras podían esperar, pero las personas no". Ahora, "después de mucho esfuerzo y de avanzar muchísimo en materia social eso ha cambiado radicalmente y estamos en un nivel de inversión en carreteras muy aceptable".

Se están acometiendo obras "importantísimas" y se ha dado solución a "reclamaciones históricas" en carreteras de la Comarca del Aranda, en Chodes, Maella-Mazaleón, Fuendejalón, Monasterio de Piedra. "Ha habido un cambio radical".

Las carreteras del siglo XXI y las nuevas tecnologías son dos de los instrumentos básicos para combatir la despoblación, ha valorado el consejero, advirtiendo de que en esta materia "las medidas aisladas no van a producir efectos", sino que para defender el medio rural hay que "trabajar en red".

DESPOBLACIÓN

Para revertir el fenómeno de la despoblación, José Luis Soro ha apostillado que "el empleo es clave, pero no solo, también la educación de calidad, la sanidad, la vivienda, el ocio y la cultura, un buen transporte público; es la suma de muchísimos elementos y no se puede improvisar". No sirven las "recetas" de los años 60 y las tecnologías y la banda ancha "son fundamentales".

En este mandato, el Departamento ha diseñado una directriz de política demográfica y despoblación para ofrecer estrategias a largo plazo y acometer acciones urgentes, y con el fondo de cohesión social "hacemos micro-cirugía y se da el protagonismo y la palabra a los habitantes para que decidan qué necesitan"

"Hemos acertado de lleno, porque ha habido casi 300 solicitudes de ayuntamientos, el 75% de comarcas y más de 800 proyectos concretos en la mesa, muchos no superan los 25.000 euros, son proyectos pequeños para conseguir revertir esta situación" y que están centrados en internet, atención a personas mayores, empleo, escuelas infantiles, comedores escolares, ocio y cultura.

La lucha contra la despoblación "va a llevar muchos años para poder ver resultados, pero era necesario comenzar ya desde la colaboración entre instituciones y sociedad civil, que tiene que ser protagonista".

Por último, en materia de vivienda en estos tres años "ha habido un antes y un después, el cambio ha sido radical", ya que se ha entendido la vivienda "como un derecho fundamental y previo para que se ejerzan los demás". En los presupuestos "nos hemos volcado", con doce millones de euros en subvenciones para la rehabilitación y nueve millones de euros para el alquiler, de los que dos se destinan a los jóvenes, lo que representa "el doble en ayudas de alquiler que en 2015".

Ahora se trabaja para promover la vivienda pública de alquiler y, asimismo, "nos dejamos la piel con las urgencias que representan los desahucios, porque es indigno que en una democracia alguien tenga que abandonar su vivienda si está en situación de vulnerabilidad". Se están solucionando todos los casos y se ha logrado que "nadie se quede en la calle".