Actualizado 08/12/2012 19:00 CET

La Plataforma No Hablamos Catalán pide a Fomento rotular en español localidades aragonesas en la A-22 y N-240

Cartel con topónimos aragoneses en Catalán
PLATAFORMA NO HABLAMOS CATALÁN

ZARAGOZA, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Plataforma No Hablamos Catalán ha solicitado al Ministerio de Fomento rotular en español topónimos aragoneses en las carreteras A-22 y N-240, a su paso por la localidad leridana de Almacellas tras comprobar que en este municipio hay un "gran cartel" indicativo para tomar la A-22 en dirección a 'OSCA', en grandes letras y, al lado, en una tipografía 'diminuta que resulta muy difícil de leer para cualquier conductor', se lee Huesca.

Desde esta Plataforma reclaman a Fomento que "al igual que va a cambiar los rótulos en Aragón, cambie el de Almacellas y se pueda leer en el mismo Huesca en lugar de Osca o, que al menos, actúe de igual manera y en los rótulos en Aragón los escriba en español en letras grandes y en catalán en letras minúsculas como hacen en Almacellas".

Además, es "curioso comprobar" como dicho cartel indicativo está en catalán y en inglés pero no así en español y lo atribuyen a que "seguramente es porque multitud de turistas estadounidenses, australianos y británicos pasan por esta pequeña localidad leridana y, los aragoneses que están limítrofes, apenas deben circular por esa zona lindante".

Sin embargo, han apreciado que el Ayuntamiento de Almacellas no tiene ningún problema en traducir su topónimo al latín como 'Almacello', según se refleja en un cartel turístico realizado por el propio consistorio catalán y ubicado en la misma Plaza del Ayuntamiento.

Esta Plataforma ha lamentado que horas después de que los sectores nacionalistas catalanistas y el propio Ayuntamiento de Almacellas, liderado por su alcalde, el convergente Josep Ibarz, se quejaran de los rótulos indicativos en castellano del municipio a su paso por Aragón, "el Ministerio de Fomento ha cedido y colocará el nombre en catalán, a pesar de que los carteles están en territorio aragonés y de que los vecinos aragoneses habían solicitado los nombres de los rótulos en español para evitar confusiones".

POLÉMICAS CATALANISTAS DE ALMACELLAS

El alcalde convergente de Almacellas viene protagonizando diversos incidentes con sus vecinos aragoneses desde hace años, han expuesto desde la Plataforma No Hablamos Catalán para relatar que en marzo de 2006, Josep Ibarz, "anuló la presentación de un libro en su municipio porque estaba escrito en aragonés oriental y español pero no en catalán".

Al respecto, han detallado que después de confirmarse la presentación de un libro sobre la historia del Canal de Aragón y Cataluña en el marco de la Feria del Agua, que se realizaba en la localidad, el alcalde y la Concejalía de Cultura "desprogramaron la misma por tratarse de una obra escrita en un formato bilingüe de aragonés oriental y español". El libro había sido realizado-editado por dos asociaciones culturales de la localidad oscense vecina de Tamarite de Litera, que se encuentra a 17 kilómetros de distancia de Almacellas y donde se habla una modalidad del aragonés oriental.

En 2007 tuvo lugar otro "enfrentamiento" entre el alcalde de Almacellas con sus vecinos aragoneses, en este caso con el Ayuntamiento de Fraga, "al negarse este último a responder a un escrito oficial que recibió del consistorio de Almacellas escrito solo en catalán". La misiva trataba de bajas y altas del padrón y se envió en catalán y no en español, a pesar de enviarse a una localidad aragonesa. El ayuntamiento fragatino exigió entonces la carta en español y el alcalde de Almacellas "se negó y envió otra carta escrita supuestamente en latín y denunció en la prensa que Aragón marginaba el idioma catalán".

MOVILIZACIONES

La portavoz de la Plataforma Aragonesa No Hablamos Catalán, María José Blanc, ha firmado que "en España hay ciudadanos de primera y de segunda y que los aragoneses somos de tercera" para aseverar que "no vamos a consentir más humillaciones y vejaciones por parte del nacionalismo catalán".

Así, ha confiado en que el Ministerio de Fomento, "igual que ha hecho en Aragón, actúe por igual en Cataluña y cambie los múltiples carteles que se encuentran en las carreteras leridanas y tarraconenses donde se lee Osca, Terol y Saragossa en lugar de Huesca, Teruel y Zaragoza".

Asimismo, Blanc ha señalado que no entiende "por qué en la prensa, radio y televisiones catalanas pueden decir Osca, Saragossa o Terol y, en cambio, en los medios de comunicación del resto de España no se puede decir Gerona o Lérida".

Finalmente, desde la Plataforma Aragonesa No Hablamos Catalán han advertido de que "o a partir de 2013 se acaban las continuas vejaciones a Aragón por parte del nacionalismo catalán con el silencio del Gobierno de España, o la Plataforma llamará a movilizarse a los ciudadanos aragoneses".