Un tramo de la Vía Perimetral de Barrios de Teruel permanecerá cortado por obras en un talud dos semanas

Actualizado 04/08/2008 20:03:40 CET

TERUEL, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un tramo de la Vía Perimetral de Barrios (VPB) de Teruel permanece desde las 8.00 horas de hoy lunes, y durante al menos dos semanas, cortado por obras en un talud. Los trabajos consisten en desmontar un talud que comenzó a derrumbarse poco después de que la vía entrara en servicio.

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Teruel, Luis Muñoz, explicó a Europa Press que "se ha empezado una actuación para la parte que ofrecía algún riesgo, aunque no era excesivo". Los trabajos se realizan en la zona del carril bici. El concejal esperó que el tramo se pueda reabrir cuanto antes.

Las obras han obligado a cortar el tráfico de vehículos y peatones en el tramo comprendido entre la rotonda del Barrio de San Julián y el barrio del Ensanche. El tráfico del Barrio de San Julián a la carretera de Alcañiz y de la Fuenfresca a la carretera Alcañiz no se verá afectado por los trabajos.

La VPB entró en servicio el pasado 11 de abril y desde entonces, ha sufrido algunos cambios, dado que recientemente el Ayuntamiento aprobó un modificado en el límite de la velocidad máxima de la vía que, ahora está fijado en 70 kilómetros por hora. A pesar de tratarse de una vía urbana, donde el límite está fijado en 50 kilómetros horas, las características de esta vía, como el doble carril, hacen que se puedan tomar medidas especiales.

La Vía Perimetral de Teruel mide cuatro kilómetros de longitud y permite la conexión de los barrios de la Fuenfresca, San Julián, el Carrel y la carretera de Alcañiz, con una ronda amplia que evita pasar por el centro de la ciudad.