29 de marzo de 2020
 
Actualizado 14/11/2008 15:11:14 CET

Zaragoza.-Pleno.-DPZ reitera su oposición a transferencias del Ebro y apoya la elaboración de una Ley de Aguas de Aragón

ZARAGOZA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El pleno de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) aprobó hoy, en sesión extraordinaria, una propuesta de resolución de los grupos PSOE y PAR por la que la institución reitera su oposición a cualquier trasvase de agua de las cuencas hidrográficas de las que forma parte Aragón y apoya la elaboración de una Ley de Aguas y Ríos de Aragón, que fije nuevos mecanismos y garantías legales frente a cualquier trasvase.

Asimismo, se exige a la administración central el desarrollo inmediato de las obras acordadas en la Comisión del Agua de Aragón, en especial el recrecimiento de los embalses de Yesa, Malvecino, La Tranquera y Las Torcas, la construcción del Embalse de Mularroya y la puesta en marcha del Embalse de la Loteta, a través de "cuantas posibilidades legales y presupuestarias contribuyan a agilizar sus obras, como garantía del uso de la reserva de agua para los aragoneses de 6.550 hectómetros cúbicos, reconocida en el Estatuto de Autonomía de Aragón".

El texto fue aprobado con los votos a favor de los diputados socialistas y del PAR, la abstención del grupo Popular --que había presentado una enmienda que fue rechazada-- y el voto en contra del diputado de Chunta Aragonesista (CHA).

El diputado de CHA, José Antonio Acero, que manifestó estar de acuerdo con los dos primeros puntos de la propuesta, pero no con el tercero, y consideró "sorprendente" continuar hablando de trasvases del agua del río Ebro hacia el Mediterráneo dado que "esto está derogado en el actual Plan Hidrológico Nacional", recordó.

Sin embargo, continuó, el año en el que se ha celebrado la Exposición Internacional dedicada al agua, el presidente del PAR, José Ángel Biel, se "inventó" en Valencia el pasado 6 de febrero "que se podía hacer un trasvase de agua del Ebro desde la zona del Delta".

Además, en abril el Gobierno central dio el visto bueno a un decreto que permitía trasvasar agua a la ciudad de Barcelona "bajo el paraguas de la sequía", una acción que "no se reconoció como trasvase, pero así lo era; y ayer mismo el presidente del PP, Mariano Rajoy, se manifestó a favor del trasvase" del Ebro.

Para Acero, la propuesta presentada por PSOE y PAR "sólo pretende justificar una posición" e insistió en que en el caso de obras como el recrecimiento del embalse de Yesa "hay otras alternativas que no se han estudiado" y, por ello, no apoyó el texto presentado, dado que "esta moción y su punto tercero pretenden vendernos una lotería con recargo".

FUERA DE CONTEXTO

El diputado provincial del PAR, Fernando Labena, reprochó a José Antonio Acero "sacar de contexto" las palabras de José Ángel Biel y "mezclarlas con la postura del PAR sobre el trasvase".

En este sentido, explicó al pleno como "hace treinta años en Zaragoza, veinte zaragozanos fundaron el PAR para paralizar el entonces amenazante trasvase del Ebro y para garantizar una autonomía plena" para Aragón, ejemplo de la posición de este partido en contra de los trasvases.

"No hay nadie en Aragón que no se haya pronunciado de forma rotunda en contra del trasvase del Ebro --aseveró--. Eso está claro y si fuéramos inteligentes este asunto estaría cerrado".

Por su parte, el portavoz popular Luis María Beamonte preguntó al diputado del PAR, Fernando Labena, el motivo que les ha llevado a presentar la propuesta sobre los trasvases "si está tan claro" que nadie está a favor de ellos, así como cuestionó a quién beneficia este tipo de debates.

Beamonte lamentó la actitud de "conformismo" que tanto el PAR como el PSOE mantuvieron cuando se planteó y se aprobó el decreto para llevar agua del Ebro a la ciudad de Barcelona y estimó que "posiblemente uno se calló por Gran Scala y otro por el trasvase", al que denominaron "de forma eufemística, transferencia de caudales".

En ese caso, el trasvase "lo salvó en último extremo la lluvia, pero no la voluntad política", criticó. Por ello, "ya vale de utilizar esta herramienta como arma de confrontación entre territorios, y como arma de confrontación entre personas de un mismo territorio, porque ustedes --PSOE y PAR-- lo han aprovechado políticamente y todo por un puñado de votos", aseveró.

"SALVAJADA"

Beamonte calificó de "salvajada" la pretensión de elaborar una Ley de Aguas y Ríos de Aragón, por entender que supone romper la unidad de cuenca y valoró como "una tomadura de pelo" el hecho de exigir a la administración central que realice de manera inmediata las obras del Pacto del Agua, si hasta el momento no se ha avanzado en ellas.

En este sentido, el portavoz popular estimó que la Comisión del Agua "ha sido la excusa perfecta para no hacer nada en cinco años y vender humo a los aragoneses".

Por último, Luis María Beamonte se mostró convencido de que los dos grandes partidos nacionales PSOE y PP "tienen que entender que es necesario un pacto de Estado" en ésta y otras materias, y dejar de "cansar a la gente, porque estamos para solucionar sus problemas" y no para generar más. "Hagamos un esfuerzo para que las cosas se reconduzcan hacia el sentido común", concluyó.

El portavoz del grupo provincial Socialista, Francisco Compés, insistió en la necesidad de que el Gobierno de la nación cumpla su compromiso con las obras incluidas en el Pacto del Agua y coincidió con el portavoz popular en la necesidad de que PSOE y PP llegue a acuerdos de Estado en este tipo de cuestiones.

Sin embargo, precisó que la conducción de agua del Ebro a Barcelona "no era un trasvase, era reconducir agua ya trasvasada" de Tarragona a la ciudad condal.