Uno de cada cuatro accidentes mortales en Asturias se producen por distracciones

Carretera, tráfico, accidentes, Autovía del Cantábrico, A-8, autopista
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 17/09/2018 17:41:03CET

OVIEDO, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

La distracción en la conducción es una de las principales causas de los accidentes de tráfico. En 2017, la distracción aparece en Asturias como primera causa en un 26% de los accidentes mortales, por detrás de la velocidad (33%) y por delante del alcohol (19%).

Por ello, la Dirección General de Tráfico realizará entre los días 17 y 23 de septiembre una nueva campaña de vigilancia y concienciación de los peligros que suponen las distracciones al volante, adhiriéndose a la programada por la Organización Internacional de Policías de Tráfico (Tispol).

A esta campaña podrán sumarse todas aquellas policías municipales en sus respectivos ámbitos de actuación y competencia. Para ello, personas voluntarias con lesión medular víctimas de un accidente de tráfico acompañarán a los agentes de tráfico encargados de realizar los controles.

En ese momento, el voluntario de Aspaym se acercará al vehículo retenido, trasladándole el mensaje común de la campaña y demostrando las consecuencias y secuelas de los actos imprudentes.

Según ha informado la DGT, la evidencia disponible indica que el uso del teléfono móvil durante la conducción aumenta de forma significativa (entre tres y cuatro veces) el riesgo de colisión. Marcar un número de teléfono móvil, responder a una llamada telefónica, leer o contestar a un "whatsapp", manipular el navegador o utilizar las redes sociales, supone apartar la vista de la carretera durante un tiempo, periodo en el que el vehículo circula sin control y pueden surgir circunstancias que provoquen un grave accidente.

El teléfono móvil aporta seguridad y protección, especialmente en momentos de urgencia o de necesidad. Por eso, llevarlo en el vehículo permite, en caso de avería, accidente o cualquier otro tipo de incidencia, transmitir información rápida y precisa, así como demandar la ayuda necesaria en su caso. Sin embargo, la utilización del móvil mientras se conduce genera un elevado riesgo de distracción, según datos que aportan los diferentes estudios realizados.

Según se desprende de los datos del proyecto ESRA (Encuesta sobre Actitudes de los Usuarios de la Vía), realizada en 38 países, el 56% de los españoles declara haber hablado por móvil "manos libres" durante la conducción en el último año (Media europea = 51%) y el 35% reconoce que lo ha hecho con un móvil "sin manos libres"; asimismo, el 36% de los conductores españoles reconoce que ha leído mensajes de texto alguna vez en el último año y el 26% que los ha enviado.