El Centro de Transfusiones cierra la campaña universitaria con 1.300 donaciones de sangre

Actualizado 04/05/2008 12:31:30 CET

OVIEDO, 4 May. (EUROPA PRESS) -

El Centro Comunitario de Transfusiones del Principado ha cerrado la campaña universitaria de donación de sangre con 1.300 bolsas recogidas. La campaña se centró en los campus de Oviedo, Gijón y Avilés sobre una población universitaria de 17.000 estudiantes, según explicó el director del centro, Francisco Tevar, en declaraciones a Europa Press.

Las donaciones de la campaña que finalizó el pasado 30 de abril representan un 4,5 por ciento del total de los estudiantes matriculados en la Universidad de Oviedo, un punto superior a la media de Asturias en cuanto a donaciones de sangre.

Tevar se mostró satisfecho con los resultados de esta iniciativa que se pone en marcha dos veces al año --noviembre y abril--. La recogida de sangre entre los universitarios contribuye anualmente a mantener los stocks existentes en el Banco de Sangre en los que actualmente hay una reserva de unas 800 bolsas de sangre.

Tevar dio por superada la escasez de sangre registrada a principios de año en la que fue necesaria la petición de bolsas a otras comunidades autónomas. En aquellos momentos, los stocks se habían reducido a 400 bolsas. "Fue un momento crítico que se prolongó durante dos o tres semanas en parte porque se redujeron las donaciones y en parte porque hubo una demanda mayor de los hospitales", dijo Tevar.

El responsable del Centro de Transfusiones insistió en concienciar a la población de la importancia de las donaciones en una sociedad en la que se avanza hacia una mayor demanda. "Cada vez se realizan más intervenciones, más transplantes y para cada una de esas operaciones es necesario tener la bolsita de sangre al lado, por eso es muy importante contar con respuesta de la sociedad", expuso el responsable del Centro.

Tevar expuso como objetivo mensual del centro la recogida de unas 3.500 bolsas para garantizar la cobertura en Asturias y el mantenimiento de los stocks. "Eso evita que pueda haber un desequilibrio entre la oferta y la demanda como ocurrió a principios de año en el que, debido a la gripe, se redujeron sustancialmente las donaciones pero la demanda se mantuvo", concluyó.