Publicado 08/03/2015 14:12CET

Etienne Mbappé inicia el festival de jazz con su fusión de esencia camerunesa

Etienne Mbappé.
EUROPA PRESS

OVIEDO, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

El bajista camerunés, afincado en Francia, ha iniciado este sábado el festival '15jazz Oviedo' con un concierto de casi dos horas en el Teatro Filarmónica. Acompañado por su banda Su la také, ha ofrecido un concierto donde los sonidos más africanos de su último álbum 'Pater Noster' se fusionaron de manera armónica con el jazz, el funk y la música clásica a través del sonido del violinista Clemet Janinet.

Mbappé que ha disfrutado de una larga carrera en el mundo del jazz en diferentes proyectos a lo largo de las últimas cuatro décadas como la Orquesta nacional de Jazz de Francia o con John Mclauglin. En el concierto del teatro ovetense volvió a mostrar su excelencia tocando el bajo eléctrico con sus manos enfundadas en guantes de seda negra.

El bajista y cantante se dirigió al público en la tercera canción para asegurar que en este concierto hablaría "menos de lo normal" por su desconocimiento del español. Faltando a su palabra mantuvo un diálogo constante durante con los asistentes animándolos a participar del show en una mezcla de francés y un buen español.

Uno de los momentos más espectaculares de una noche llena de 'groove' fue el tema 'Irish Koffi' un encuentro entre la música de la República Democrática del Congo e Irlanda donde el bajista se colocó un paso atrás y dejo el protagonismo a su violinista y el miembro más joven de la banda, el batería Nicolas Viccaro, que desarrollaron una descarga arrolladora de la música más tradicional irlandesa a la que Mbappé ponía el contrapunto africano de su bajo desde un segundo plano.

El tema 'Alané', que trata de la nostalgia de su tierra natal, sirvió para que el bajista mostrará su particular voz y el sonido de la lengua douala de Camerún en la que canta todos sus temas. Aunque empezó cantando alejado del micro su voz inundó todo el teatro. La canción culminó con el paso al frente de la vocalista Cate Petit, la "jefa" del grupo como la llamó Mbappé, que bailó en el centro del escenario entre los aplausos y ánimos del público.

En un bis que no se hizo esperar, el bajista y su banda, donde el guitarrista Cedric Baud ponía los sonidos más rockeros, acometieron el tema que da nombre al grupo 'Su la také' (el fin del sufrimiento en lengua douala). La canción cuya letra dice que el fin del sufrimiento no está lejos puso fin a un concierto con el acompañamiento de todo público a los coros, tras el empeño de Mbappé en hacerlo participe del espectáculo.

El festival continúa esta semana con la proyección este miércoles de la película 'Hallelujah', a las 18.00 horas, en el Museo Arqueológico de Asturias. El jueves, el grupo gallego Sumrrá Trío pondrá la nota nacional en la quincena jazzística ovetense cuyo plato fuerte llega el domingo 20 de marzo con el saxofonista Kenny Garret.

Para leer más