Publicado 29/09/2022 14:10

Human Analytics crea una herramienta capaz de detectar patologías cardiovasculares mediante Inteligencia Artificial

Presentación, en el Parque Científico y Tecnológico de Gijón, de una herramienta digital, desarrollada por la empresa Human Analytics, capaz de detectar enfermedades cardiovasculares a través de Inteligencia Artificial
Presentación, en el Parque Científico y Tecnológico de Gijón, de una herramienta digital, desarrollada por la empresa Human Analytics, capaz de detectar enfermedades cardiovasculares a través de Inteligencia Artificial - EUROPA PRESS

"Es un caso de éxito", dice Ignacio Zabala, director de la compañía

GIJÓN, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

La empresa gijonesa Human Analytics ha presentado este jueves una herramienta digital que, a través de una banda pectoral y el uso de Inteligencia Artificial (IA), es capaz de detectar patologías cardiovasculares, que en una segunda fase se convertirá en una APP que cualquiera podrá llevar en su móvil.

"Es un caso de éxito", ha asegurado el director de la compañía, Ignacio Zabala, durante la presentación de esta herramienta en el Parque Científico y Tecnológico de Gijón, coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Corazón. La herramienta se ha desarrollado sobre una muestra de 44.100 Electro Cardiogramas (ECGs)
de personas diferentes.

En el acto han participado, además, el consejero de Ciencia, Innovación y Universidad del Principado de Asturias, Borja Sánchez, el director de I+D+i de la empresa, Manuel Villacorta, y el cardiólogo del hospital de Cabueñes, José Miguel Vegas.

Zabala ha explicado que se trata de un sistema de alerta temprana de enfermedades coronarias. A través de una cinta pectoral y un móvil, se podrá saber si el corazón está sano o no.

Esto, según él, tendrá un beneficio preventivo para la persona y también para la Administración, que busca ahorros en la gestión relacionada con eventos cardiovasculares.

Con todo, ha incidido en que en este día presentan un desarrollo "innovador y disruptivo" y, a la vez, una microempresa, muy innovadora, pero con pocos recursos, que necesita de terceros para comercializarlo.

Ha indicado, en este sentido, que buscan un inversor para llevarlo al mercado, aunque ha dicho que también podría firmarse un convenio con instituciones como el Principado, para que lo puedan usar en el sistema de salud.

Sobre el tema, ha opinado que el desarrollo de la aplicación irá "bastante rápido". También ha explicado que no será gratis para el usuario, pero su precio será "muy democrático". "Por tema de dinero no va a ser problema", ha reiterado.

Ha agregado, que esta herramienta fue creada el pasado 15 de junio y durante el verano se ha ido perfeccionando, si bien la empresa lleva seis años desarrollando el servicio 'Spodha', que es lo que analiza las mediciones, y trabajan en temas relacionados con frecuencia cardiaca. Al tiempo, ha insistido en que esto es un caso de éxito de una colaboración público/privada.

Villacorta, por su parte, ha apuntado, sobre los resultados de este proyecto, que el rendimiento del algoritmo --la fórmula matemática usada-- es "buenísimo" y la sensibilidad también es muy buena. Sobre esto último, ha señalado que personas que tengan alguna patología coronaria, "no se le escapa", según él.

Sí ha reconocido que la especificidad es más baja, con un 60,9 por ciento, lo que hace que, a su juicio, "alguno se puede llevar un susto". Dicho esto, ha remarcado que el algoritmo lo que busca es ver si hay patologías y que luego se vaya a pasar un examen médico para confirmar o no la misma.

No en vano, ha dejado claro que es "un sistema de alerta temprana", ha matizado. Ha destacado, asimismo, que la medición de la frecuencia cardiaca solo lleva cinco minuto.

Ha explicado, asimismo, que ahora mismo es un algoritmo que permite determinar si un corazón está sano o enfermo, mientras que el siguiente paso será integrarlo en una APP, que es cuando se podrá comercializar.

Ha aclarado, además, que ahora mismo "lo más fiable" es tomar las mediciones con bandas pectorales, que suelen costar menos de 100 euros, y el siguiente paso será llevarlo a los relojes inteligentes, aunque ha insistido en que son "un poco menos exactos". En cuanto a su uso, ha apuntado que depende de cada persona.

DOBLE BENEFICIO

Vegas, en su caso, ha incidido en que la enfermedad cardiovascular es la primera causa de muerte del mundo. Por ello, ha animado a seguir unas pautas para evitarlo, como seguir hábitos saludables, evitar el sedentarismo y la detección temprana, como el screening cardiovascular.

Los beneficios de la aplicación, para él, son varios: detección temprana de una patología, el envejecimiento activo y el screening poblacional. Para él, puede servir para un descenso de la morbilidad por enfermedad cardiaca y un menor gasto sanitario.

APOYO A LA I+D+I

Respecto al consejero, este ha incidido en que esta herramienta ha sido desarrollada por una empresa asturiana. Unido a ello, ha remarcado el apoyo ofrecido desde el Principado, que ha contribuido a que en Asturias haya unas 200 empresas de base tecnológica.

Ha remarcado, además, que esta herramienta es prueba de la importancia de invertir en I+D+i. Unido a ello, ha aludido a
la convocatoria de ayudas que da el Principado para ello, y ha mostrado que espera que con la Agencia de Ciencia se potencie este sector en la región.

En cuanto a la herramienta presentada, ha señalado que se trata de una primera fase. Ha llamado la atención sobre que cuando la usas te llegará un mensaje de alerta si estás en riesgo de sufrir un accidente cardiovascular.

Por este motivo, ha considerado que el Principado debe seguir visibilizando estas iniciativas, para que sigan mejorando tecnologías de este tipo. "Aquí se ve la Asturias que mira al futuro", ha celebrado el consejero.

Por parte del Ayuntamiento gijonés, Tejón ha destacado la evolución "constante" de la actividad de esta empresa y el apoyo que se le ha dado desde Gijón Impulsa.

Ha resaltado, además, la importancia de poder detectar una patología de forma rápida, sobre todo si estás fuera de España y no dispones de una red sanitaria pública.

Más información