Jarrio refuerza el servicio de traumatología al incorporar dos nuevas técnicas para los problemas de espalda

Publicado: miércoles, 15 mayo 2024 15:15

OVIEDO, 15 May. (EUROPA PRESS) -

El Servicio de Traumatología del Hospital de Jarrio se refuerza con un especialista más para incorporar dos técnicas para los problemas de espalda: un tratamiento avanzado contra el dolor, que se conoce como rizólisis lumbar, y uno de medicina regenerativa con plasma rico en plaquetas.

Se trata de dos técnicas terapéuticas mínimamente invasivas que se realizarán en el centro sanitario de referencia del noroccidente, de modo que los pacientes no tendrán que desplazarse a otras áreas para recibir asistencia.

Según ha informado el Gobierno asturiano, la rizólisis lumbar se utiliza para el tratamiento de los síntomas de dolor crónico con origen en las conexiones entre las diferentes vértebras de la columna lumbar (articulaciones facetarias).

El procedimiento se realiza de forma ambulatoria y consiste en aplicar radiofrecuencia con sondas a través de la piel (percutáneas) para destruir aquellas terminaciones nerviosas que transmiten el dolor.

Por su parte, el tratamiento con plasma rico en plaquetas es una de las técnicas englobadas dentro de la medicina regenerativa. Se trata de un concentrado de plaquetas en un volumen establecido de plasma que se obtiene por centrifugación de la sangre del paciente y que posteriormente se infiltra. Este procedimiento pretende estimular la curación y regeneración de los tejidos para que recuperen su función original tras haber sufrido una lesión.

La aplicación de este tratamiento va en aumento, por lo que se ha creado una consulta específica que atiende a cerca de 50 pacientes al mes. La técnica con plasma está indicada para patologías degenerativas leves del cartílago, tendinopatías crónicas y lesiones ligamentosas con dolor crónico, entre otras.

El incremento de la cartera de servicios va acompañada del refuerzo del Servicio de Traumatología, que incorporará a otro especialista en las próximas semanas. La actual plantilla está compuesta por siete profesionales.

Por otra parte, el Hospital de Jarrio renovará parte del equipamiento radiológico en el marco del Plan de Acuerdos Marco de Alta Tecnología del INGESA (Plan AMAT-I), al que está adherido el Sespa. De este modo, se invertirán algo más de 350.000 euros en la sala de radiología y un arco quirúrgico para el quirófano de especialidades.

Contador