El Principado recuerda a los ganaderos la prohibición de abandonar animales muertos por 'lengua azul' en los montes

Actualizado 14/08/2008 20:29:13 CET

Medio Ambiente y Desarrollo Rural garantiza a los ganaderos el cobro de las primas de ovino y caprino pese a las muertes

OVIEDO, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural del Principado de Asturias recordó a los ganaderos la prohibición de abandonar animales muertos por lengua azul en los montes por razones de sanidad animal, exceptuando aquellos casos en los que la legislación vigente lo permite.

Así lo aseveró el viceconsejero de Medio Rural, Cristino Ruano, quien emplazó a los profesionales del sector a dirigirse a los servicios técnicos de la Consejería para "resolver aquellas situaciones donde no sea posible recoger a los animales, con el objetivo de ofrecerles una solución".

"No es posible abandonar ganado muerto, cubriendo actualmente el traslado y tratamiento en Proygrasa el seguro que los ganaderos tienen vigente en sus explotaciones", añadió el Viceconsejero, informó el Principado a través de una nota de prensa.

La Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural continúa trabajando en la redacción de la norma que regulará el pago de indemnizaciones por los animales muertos por 'lengua azul' y garantizará, además, a los ganaderos afectados el cobro de las primas de ovino y caprino pese a producirse bajas en su cabaña.

A tal efecto, la Consejería expedirá un certificado al ganadero constatando que la baja se ha producido por esta enfermedad, certificado que será totalmente válido para poder cobrar estos derechos.

DESCENSO EN LA MORTANDAD.

Respecto a la evolución de la enfermedad, la Consejería señaló que está constatando un descenso en el número de muertes de ovejas afectadas por lengua azul en lo que llevamos de mes, especialmente en los primeros concejos donde se produjeron positivos por 'lengua azul'. Esta tendencia se está observando desde hace unos días y tras producirse un pico de la enfermedad en la segunda quincena de julio.

Los responsables de la Consejería añadieron que el número de explotaciones afectadas tampoco está aumentando y que del total de la cabaña de ovino en Asturias, se han producido bajas en un 0,9% de los animales censados, un porcentaje "muy inferior" al que sufrieron otras comunidades autónomas desde el año 2004, cuando la enfermedad azotó también a autonomías como Extremadura, Andalucía, Castilla-La Mancha, Madrid y Castilla-León. Según datos del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, los porcentajes de mortalidad en algunas provincias de otras comunidades autónomas llegaron a alcanzar hasta el 30%, muy por encima de la estadística que actualmente se está dando en Asturias.

Pese a estos datos, es previsible que se produzcan más bajas en la cabaña ganadera de ovino en los próximos meses, al menos hasta que las condiciones climatológicas no cambien y se haya culminado el proceso de vacunación.

El viceconsejero de Medio Rural insistió en que la vacuna y los procesos de desinsectación siguen siendo, hasta la fecha, los mecanismos más eficaces para erradicar la enfermedad pese a que se han dado casos de bajas en animales que habían sido ya vacunados.

Para esclarecer las posibles causas hay abierta una investigación en la que están colaborando Ministerio y comunidad autónoma. "La vacuna tiene un efecto barrera y preventivo que debemos destacar. Por ello, pedimos desde la Consejería cordura y rigor tras algunas manifestaciones públicas realizadas en los últimos días sin ninguna base oficial ni científica, que sólo generan confusión sobre una enfermedad que el Principado está abordando con rigor e inmediatez", concluyó Ruano.