PSOE, Podemos, IU y Ciudadanos sacan adelante la Ley para la recuperación de la memoria democrática en Asturias

Publicado 01/03/2019 11:04:56CET

OVIEDO, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los grupos parlamentarios Socialista, Podemos, IU y Ciudadanos han sacado adelante este viernes, frente al rechazo de PP y Foro, la Ley para la recuperación de la memoria democrática en el Principado de Asturias que pretende la reparación y el reconocimiento a las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura franquista.

La diputada de Podemos, Rosa Espiño, fue la encargada de exponer el dictamen, que se aprobó con 30 votos a favor y 13 en contra, incidiendo en la represión sufrida por la población durante la dictadura, con especial mención al impacto que tuvo en las mujeres.

Emocionada se declaró la portavoz de IU, Concha Masa, quien aseguró que esta es una jornada "de alegría" tras años de espera para muchos ciudadanos y colectivos que necesitaban esta ley, "que no va a satisfacer las expectativas de todos pero sí una buena parte".

Según Masa, se trata de un marco legal que, entre otros aspectos, establecerá protocolos para atender a que quienes buscan a sus parientes asesinados en paradero desconocido, y pretende avanzar en la concordia y la reconciliación. "Se trata de un gran ejercicio de madurez democrática", ha aseverado.

Desde Ciudadanos, la diputada Diana Sánchez resaltó el amplio consenso alcanzado aunque lamentó que no se hubieran incorporado más enmiendas al texto. La parlamentaria, que confirmó el respaldo de su formación a la ley señaló un rotundo rechazo a todas las dictaduras. "En Ciudadanos condenamos la dictadura franquista pero también cualquiera en otro país, como puede ser Venezuela", apuntilló.

Por su parte, el diputado socialista Marcos Gutiérrez Escandón ha argumentado el respaldo de su grupo al texto desde el objetivo de fortalecer la democracia y fomentar la memoria histórica como mecanismo para prevenir situaciones de riesgo futuras. Además, el parlamentario del PSOE señaló que la Transición fue necesaria y tuvo relevancia desde la perspectiva política pero no fue "modélica" desde un punto de vista "ético" ya que no hizo nada para reparar a las víctimas de un régimen dictatorial, que salió de una sublevación militar y vulneró los derechos humanos hasta sus últimos días.

El diputado del PP Rafael Alonso criticó que la nueva norma es "innecesaria y parcial". "Amplio consenso no, consenso de la izquierda", replicó a los partidos que respaldaron el texto. Al respecto, incidió en que los asturianos "ni necesitan ni demandan" esta ley cuando, además, ya existe una norma estatal.

Más dura fue la intervención del diputado de Foro, Pedro Leal, quien recriminó el "sectarismo" de una ley que, asegura, "está fuera del debate social". "Es la antesala a la ley de pensamiento único: o se es de izquierdas o no se es democrático", ha dicho. Además, ha lamentado que no se incluyeran sus enmiendas haciendo referencia a una para incluir la palabra 'reconciliación' en el articulo 3 sobre los fundamentos de la ley, en el que se indica que se basa en los principios y valores de verdad, justicia, reparación y dignidad.

Para Leal, "no existe la memoria democrática existe la democracia; no existe la memoria histórica, existe la historia". Por eso, ha calificado la nueva ley como ejemplo de "sectarismo en grado sumo" que trata de resucitar el debate de "las dos Españas".

Contador

Para leer más