Publicado 17/08/2021 13:36CET

Recrean una acampada en el planetario de Marina Civil para cumplir la ilusión de una niña con una enfermedad grave

Imagen de Martina.
Imagen de Martina. - UNIVERSIDAD.

OVIEDO, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

La ilusión de Martina, una pequeña de 6 años, era asistir a un campamento de verano y poder ver las estrellas. Su delicada situación de salud -Martina sufre una enfermedad grave- lo hacía prácticamente inviable.

Ante eso, laa Universidad de Oviedo y la Fundación Pequeño deseo han unido sus fuerzas para hacerlo posible. Ambas instituciones han recreado un campamento en el planetario de la Escuela Superior de Marina Civil para que Martina pudiera cumplir este pasado fin de semana su deseo de dormir bajo las estrellas.

La directora de Área de Cooperación, Tercer Sector y Responsabilidad Social de la Universidad de Oviedo, Rebeca Cerezo, ha señalado que, cuando la Fundación Pequeño Deseo contactó con la Universidad para cumplir el sueño de Martina, se pusieron en marcha todas las medidas necesarias para hacerlo posible.

"Creemos que es necesario en una institución como la Universidad promover este tipo de acciones aparentemente pequeñas, pero tan valiosas socialmente", ha indicado

La Fundación Pequeño Deseo, con la que ha colaborado la universidad asturiana en esta acción, es una organización sin ánimo de lucro, de ámbito nacional, que nació en el año 2000 para hacer realidad los deseos de niños y niñas con enfermedades crónicas o de mal pronóstico con el fin de apoyarles anímicamente durante su tratamiento y hacer más llevadera su enfermedad.

La fundación ha indicado que recibieron la petición de Martina desde el Hospital Universitario Central de Asturias con el que mantiene un convenio de colaboración. Solo durante lo que va de año, la institución ha podido cumplir ya con el deseo de una veintena de niños y niñas en Asturias.

La Universidad de Oviedo, a través de Escuela Superior de Marina Civil, y su director, Rubén González, y la Fundación Pequeño Deseo, han explicado que cumplir con el sueño de esta pequeña ha sido posible gracias a la colaboración de instituciones, empresas y personas que de manera totalmente desinteresada han apoyado la iniciativa.

Así, ha sido posible recrear en el planetario de la Escuela Superior de Marina Civil, en el Campus de Gijón, una acampada al aire libre para poder contemplar las estrellas. Se ha instalado una tienda, el césped, una hoguera, un columpio, una letra gigante con la inicial de Martina, se ha llevado a cabo una pequeña obra de teatro* todo para que esta niña pudiera cumplir este fin de semana su pequeño deseo.