Tribunales.- Un conductor se enfrenta a 3 años y medio de cárcel por pegar a una mujer que cortaba el tráfico

Actualizado 04/05/2008 17:18:53 CET

La Fiscalía pide el sobreseimiento del caso por no haber delito de conducción temeraria y solicita la apertura de un juicio de faltas

GIJÓN, 4 May. (EUROPA PRESS) -

Un hombre se enfrenta a una pena de tres años y medio de prisión por golpear a una mujer que participaba en un corte de tráfico en Gijón durante una protesta vecinal por increparle que intentara pasar con su coche a pesar de las personas que había en la carretera. La acusación particular pide además una indemnización de 11.797 euros.

Por su parte, la Fiscalía interesó el sobreseimiento del caso al considerar que no hubo ni delito de conducción temeraria ni de lesiones, aunque solicita que se juzguen los hechos en un juicio de faltas, según el informe fiscal al que tuvo acceso Europa Press.

Asimismo, la vista oral tendrá lugar mañana, a las 9.30 horas, en el Penal 3 de Gijón. Los hechos tuvieron lugar el 17 de noviembre de 2006, sobre las 18.30 horas, durante una manifestación autorizada en el cruce de la carretera Carbonera con la calle de Arquímedes, durante la que se llevó a cabo un corte de tráfico.

Supuestamente, el acusado, que se encontraba con su furgoneta de reparto parado debido al corte de circulación, intentó salirse de la fila. A continuación se bajó del vehículo y agarró del cuello a la víctima y la tiró al suelo, donde la golpeó con saña, según la acusación particular. El hijo de la mujer intentó parar al agresor, por lo que le cogió por el pelo y un brazo y tiró de él hacia arriba para apartarlo de su madre. La mujer tuvo que ser atendida en Cabueñes y tardó en curar de sus lesiones 239 días

Por otro lado, el informe fiscal señala que no hubo conducción temeraria porque no existió un peligro "concreto" para la vida e integridad de las personas, ya que "no hubo heridos por atropello". Tampoco considera fuera temeraria porque no podía ir a velocidad excesiva, sino "lenta y con paradas intermitentes".

Además, la Fiscalía indica que, en todo caso, la agresión a la mujer debe ser considerada como una falta de lesiones. A esto añade una falta de respeto a los agentes de la Policía Nacional y una agresión mutua con el hijo de la víctima. También acusa a este último de una falta de respeto a la autoridad. Por todo ello, pide que los hechos se juzguen en un juicio de faltas.