Acusaciones mantienen su petición de prisión permanente revisable para Davinia y Roberto por el crimen de Sara

Trib.-
EUROPA PRESS.
Actualizado 16/05/2019 12:24:43 CET

VALLADOLID, 16 May. (EUROPA PRESS) -

Las acusaciones pública, particular y las dos populares, ejercidas por la Asociación Clara Campoamor y la Asociación de Asistencia a Víctimas de Agresiones Sexuales de Valladolid (Adavasymt), han anunciado este jueves su intención de mantener las calificaciones y petición de prisión permanente revisable para la madre, Davinia M.G. y Roberto H.H. como responsables del asesinato de Sara, la niña de 4 años e hija de la primera que el 3 de agosto de 2017 murió tras sufrir una bruta paliza y una violación vaginal y anal.

Así lo han expuesto las distintas partes, incluidas las defensas de los encausados, que siguen pidiendo su libre absolución, tras la decimosegunda jornada del jucio que se sigue en la Audiencia de Valladolid por el procedimiento de jurado y que este viernes continuará ya con la exposición de los alegatos definitivos.

Como estaba previsto, la jornada de este jueves ha estado centrada en las periciales por videoconferencia realizadas por técnicos del Instituto Nacional de Toxicología y agentes del Laboratorio de la Brigada de la Comisaría Científica de la Policía Nacional, con la particularidad de que los primeros han corroborado que hallaron restos celulares de Roberto bajo las uñas de la pequeña.

Las peritos, en declaraciones recogidas por Europa Press, han explicado que el análisis de los restos extraídos de las uñitas de Sara y su cotejo con una muestra de saliva de Roberto determinaron el hallazgo de "restos biológicos" compatibles con los del acusado, "con un índice o coeficiente de verosimilitud de 2.347 veces contra uno".

La prueba vendría a demostrar, según la tesis de los acusadores, que la niña se llegó a defender de su verdugo y pudo originar las lesiones que Roberto presentaba en sus manos y antebrazos, aunque éste y su defensa hayan tratado de justificar durante todo el proceso que dichas heridas se las causó en su condición de mecánico durante los trabajos de reparación de varios coches y distintos artefactos.

Menos concluyente respecto de dicha prueba, aunque sin ser incompatible con la misma, ha sido la expuesta por dos agentes del Laboratorio de la Brigada de la Comisaría Científica, quienes no hallaron restos de sangre de Roberto en las uñas de Sara ni viceversa.

PELO DE SARA EN EL PANTALÓN DE ROBERTO

Lo que sí encontraron es, sobre todo, un mechón de cabello de Sara en un pantalón corto que Roberto utilizaba a modo de pijama. En dicha prenda, por delante y por detrás, hallaron también sangre de la pequeña, de su madre y del propio Roberto, así como de Sara en otras muestras obtenidas en la pared de su habitación, el cabecero y distintas sábanas.

Para mostrar la fiabilidad de que las manchas de sangre corresponden a Sara, las expertas han puesto como ejemplo que sería necesario reunir a 26.618 quintillones de españoles para encontrar un perfil igual al de la víctima.

Las peritos no encontraron restos de esperma del acusado en las muestras analizadas ni tampoco fueron capaces de determinar si un pelo hallado en la cama de la niña, semejante a un vello púbico, pertenecía a Roberto. Esta última prueba dio negativo, no permitió identificar el perfil genético o material cromosómico del pelo ante la escasez de la muestra, tal y como han explicado las expertas.

Concluida la decimosegunda jornada del juicio, el juicio entrará este viernes en la exposición de las conclusiones definitivas. Fiscalía, las dos acusaciones populares y la ejercida por el padre biológico de la pequeña reclaman prisión permanente revisable para Roberto H.H, medida que interesan igualmente para Davinia M.G, a excepción de la acusación particular, que solicita la libre absolución de ella, para quien no hace petición alguna al considerar que no estaba al corriente de la situación y que si se hubiera percatado de lo ocurrido habría reaccionado para evitar lo ocurrido.

En concreto, Fiscalía, que ha anunciado ligeras modificaciones en cuanto al relato de hechos, sin que las mismas incidan en la calificación ni peticiones de pena, considera a Roberto H.H. autor material de seis delitos de maltrato con lesiones en el ámbito familiar, un delito de maltrato habitual, otro de violación a una menor de 16 años y asesinato. Mientras, respecto de la madre le imputa los mismos delitos por omisión, así como otro, este en calidad de autora material, de abandono de menores.

Así, la acusación pública interesa para ambos procesados, por el delito de asesinato, prisión permanente revisable, así como por el resto penas que suman para Roberto 24 años de cárcel y 25 para la progenitora de la pequeña, además de 15 años de libertad vigilada una vez salieran de la cárcel.

Por su parte, Adavasymt imputa a los dos encausados un delito de asesinato, seis delitos de lesiones y otro de maltrato, así como un delito continuado de violación en el caso de Roberto y de abandono de menores en el caso de Davinia, con lo que, amén de la petición de prisión permanente revisable para ambos, esta acusación popular pide para la mujer un conjunto de penas que suma 13 años de cárcel y para el que fuera su novio, 24.

Finalmente, la Asociación Clara Campoamor ha modificado únicamente para exonerar a los acusados del delito de lesiones relativo al golpe que la niña sufrió en la sien el 28 de julio--les pedía por él cinco años--pero han mantenido invariable el resto de su calificación que incluye seis delitos de lesiones, con petición de un año por cada uno, otro de maltrato habitual por el que solicita tres años, uno de violación a menor de 16 años, con petición de 15 años más, y otro de asesinato, por el que interesa la prisión permanente revisable, además de otros 15 años de libertad vigilada una vez que recuperen la libertad.

Contador