22 de febrero de 2020
 

Agro.- Puxeu destaca el carácter conservador de la revisión de la PAC, que queda "legitimada y consolidada"

Actualizado 24/11/2008 19:26:32 CET

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Medio Rural y Agua, Josep Puxeu, destacó hoy que la revisión de la Política Agrícola Común (PAC) aprobada el pasado jueves en el Consejo de Ministros de Agricultura de la Unión Europea se ha acometido desde una "extrema prudencia", con el objetivo de "legitimar más y consolidar" esta política, sin entrar en un proceso de "incertidumbre o desmantelamiento".

Durante su comparecencia en la Comisión de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca del Senado, Puxeu destacó que, frente a la pretensión de determinados países de realizar una revisión en profundidad, los principales productores y perceptores de ayudas (Francia, España, Alemania y Reino Unido) lograron "blindar" una PAC que "funciona" y que, según defendió, es necesario mantener en un contexto de turbulencias económicas y financieras y de crisis alimentaria mundial.

El secretario de Estado valoró que el llamado 'chequeo médico' de la PAC permite mantener su presupuesto, en torno a 45.000 millones de euros anuales, pero "mejorando el aprovechamiento de los fondos" hasta 2013.

Según aseguró, la Unión Europea tiene un nivel de apoyo al sector inferior al de sus competidores --dos puntos por debajo de Estados Unidos, por ejemplo--, pero es "suficiente" para mantener la actividad.

Puxeu, que detalló que España percibe unos 5.200 millones de euros al año, además de los fondos destinados a políticas de desarrollo rural, apostó por "optimizar" estos recursos, dado que algunos fondos por derecho de pago único no están "activados" y se quedan al margen de la utilización del sector.

En relación con la tasa de modulación --por la que se recortan las ayudas directas al agricultor para destinar un porcentaje a políticas de desarrollo rural--, subrayó que durante la negociación se ha logrado que estos fondos se destinen a "atender las necesidades del sector agrario", como las crisis ganaderas. Así, comentó que se ha pasado del 8% inicialmente fijado para desarrollo rural a un 5% para "hacer políticas agrarias".

170 MILLONES DE LA MODULACIÓN.

En concreto, aseguró que unos 700.000 perceptores del 'pago único' no se ven afectados por la modulación, dado que reciben menos de 5.000 euros en subsidios.

Puxeu, que señaló que en torno a 200.000 agricultores reciben entre 5.000 y 300.000 euros, señaló que la modulación aplicada a esas ayudas representan unos 170 millones de euros, que no se destinarán a planes de desarrollo rural, sino a políticas agrarias.

"El objetivo es mantener el máximo nivel de apoyo a la actividad productiva, por lo que esos 170 millones vuelven al sector, como vuelven los cerca de 200 millones de euros que hasta ahora no se usaban por distintas cuestiones", recalcó el secretario de Estado.

Por otra parte, se ha optado por una desvinculación en cultivos como los herbáceos o el olivar, lo que "no distorsiona la geografía agraria" española, según Puxeu, quien avanzó que en España se optará además por el desacoplamiento de las ayudas al sector ovino.

En cuanto al sector lácteo, remarcó que los nuevos estados miembros del Centro y el Este europeo intentaron sin éxito una "reforma encubierta" de esta actividad, si bien finalmente "imperó la sensatez" necesaria en un momento en el que existe una situación de mercado "complicada", con las cotizaciones en origen a la baja.

En este sentido, explicó que, "lejos de ir a una liberalización a priori", se acordó un incremento "muy suave" de las cuotas lecheras para los próximos cinco años, un 1% anual, que España "colocará en la reserva nacional para tomar las decisiones que se tengan que tomar de acuerdo con las comunidades autónomas y el sector".

Por otra parte, Puxeu también hizo referencia al sector del tabaco, donde se intentó "abrir un debate cerrado", y subrayó que se ha conseguido una nueva medida consistente en una ayuda "a tanto alzado" de 4.500 euros en 2011, degresiva a 3.000 euros y a 1.500 euros los dos años siguientes, así como un plan de ayudas agroambientales para mejorar la calidad del tabaco. "Podíamos haber ido más lejos, pero partíamos de cero y con una oposición muy virulenta", agregó.

El senador 'popular' José Cruz Pérez Lapazarán emplazó al Gobierno a "no ser tan optimista" y demandó una política de Estado para "dimensionar" al sector agroalimentario, dado que las políticas europeas están orientadas a los sectores más competitivos y las explotaciones españolas son "pequeñas, obsoletas y condicionadas por la climatología". En relación con el sector lácteo, reclamó al Gobierno que "se implique" en su reestructuración, para adaptarlo al mercado y generar competitividad.