El Ayuntamiento de Barcelona niega que discrimine a las mujeres en la Guardia Urbana

Actualizado 14/08/2008 20:01:53 CET

BARCELONA, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

La concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Assumpta Escarp, negó hoy que el Gobierno municipal discrimine a las mujeres en la Guardia Urbana, después de que CiU acusara al consistorio de no promover una mayor presencia de mujeres en el cuerpo policial.

En declaraciones a Europa Press, afirmó que "no existe ninguna discriminación negativa, al contrario, intentamos medidas de discriminación positiva que puedan facilitar la incorporación de mujeres al cuerpo". Sin embargo, Escarp dejó claro que no pueden "obligar a la gente a presentarse" a un cuerpo que en su última convocatoria, de carácter mixto, ofreció 217 plazas.

La concejal de CiU en el Ayuntamiento de Barcelona Maite Fandos afirmó horas antes sentirse "realmente estafada" por el bipartito municipal, que en marzo de 2007 aprobó una proposición en la que se comprometía a aumentar el peso de las mujeres en todos los ámbitos laborales municipales, según la concejal.

Fandos criticó que en la actualidad no hay ninguna mujer policía en activo en la escala superior del cuerpo policial, que en su conjunto tiene un 9,3 por ciento de mujeres en activo. En este sentido, Escarp recordó que "ahora se han hecho oposiciones a caporales y sargentos, y han habido mujeres que se han presentado y han ganado", además de destacar que en la academia, las mujeres son las que sacan mayor puntuación.

La proposición de marzo de 2007 a la que CiU hizo referencia fue aprobada durante la Comisión de Cultura, Educación y Bienestar Social, con motivo del Día Internacional de la Mujer, y se comprometía a impulsar medidas para conseguir aumentar la presencia de mujeres en todos aquellos ámbitos laborales municipales en los que hoy todavía es minoritaria.

LA INSEGURIDAD EN EL BARÓMETRO MUNICIPAL

Escarp restó importancia al hecho de que el último barómetro municipal destaque los problemas relacionados con la inmigración --15,1%-- y la inseguridad --13,6%-- como las principales preocupaciones de los barceloneses, y lo atribuyó a la "coyuntura" de recesión económica.

"La inmigración es un indicador que se resiente de muchas cosas, de temas de seguridad o económicos en general", señaló, e indicó que ambas variables, seguridad e inmigración, siempre suben y bajan según el momento. Pese a todo, pidió precaución al relacionar inseguridad con inmigración, ya que hacerlo puede resultar "muy peligroso".